El caucus de Iowa retira a Bachmann y deja a Romney como gran favorito

(CNN) — La relevancia de la asamblea republicana de Iowa se ha comprobado horas después de los resultados, con la decisión de una aspirante que abandona la contienda: Michele Bachmann suspendió su campaña por la candidatura presidencial republicana en Estados Unidos.

La aspirante no vio una manera viable de seguir adelante con su candidatura después de sus resultados en Iowa.

Bachmann obtuvo el 5% de los votos mientras que Mitt Romney ganó por ocho votos a Rick Santorum, con un 25%. La cita en el pequeño estado del medio oeste es el inicio de la larga secuencia de elecciones estado por estado conocido como las primarias, que tendrán que decidir al rival de Barack Obama en las elecciones de noviembre.

"He decidido hacerme a un lado", dijo Bachmann, quien aseguró que continuará “luchando contra las políticas socialistas de (Barack) Obama”. Bachmann afirmó que se postuló porque sabía que 2012 era la “última oportunidad” para enfrentar las medidas de Obama” que van contra el sistema estadounidense, como la reforma de salud”.

La propuesta de la única mujer que aspiraba a presidir la Casa Blanca, combinaba un conservadurismo social tajante, un cristianismo ferviente y duras críticas contra la carga fiscal. Se había convertido en un ídolo de los conservadores del Tea Party.

El gobernador de Texas Rick Perry también ha dicho esta boca es mía tras la votación, pero para insinuar este miércoles que planea continuar con su campaña para la candidatura presidencial republicana, a pesar de su quinto lugar en la asamblea y de que horas antes había dicho que reconsideraría sus planes. “Aquí estamos, Carolina del Sur!!”, dijo Perry en Twitter este miércoles en la mañana, en relación con las votaciones del 21 de enero. La próxima cita electoral de los republicanos será el próximo martes en Carolina del Sur.

Santorum, impulsado hacia New Hampshire

La sorpresa de la asamblea, Rick Santorum, que consiguió una sensacional victoria, se encamina ahora hacia New Hampshire, con la esperanza de que este impulso lo erija como el adversario de Mitt Romney en la carrera por la nominación presidencial republicana.

Santorum, que perdió por ocho votos antes Romney, se enfrenta ahora a un rival con más financiación y las dudas sobre la viabilidad para ser candidato en las elecciones de noviembre.

Mientras tanto, el alguna vez líder entre los contendientes a la candidatura, Newt Gingrich, espera infundirle nueva vida a su campaña con un mensaje más claro en un nuevo estado.

Aunque Ron Paul quedó en tercer lugar, debe dársele el crédito por construir un fuerte combate. Paul ha demostrado que es un eficaz contendiente, seguido por leales a su causa. Por lo pronto, cuenta con apoyo.

Romney ya piensa en Carolina del Sur

Romney es amplio favorito para ganar las primarias de New Hampshire y no sería una sorpresa que esta semana se diera tiempo para hacer campaña en Carolina del Sur, una jugada política para intentar sofocar cualquier impulso que pudiera levantar a Santorum o apoyar a Gingrich.

Santorum presionará fuerte por conseguir el 11 de enero el apoyo de los electores evangélicos/cristianos renacidos de Carolina del Sur, pero no está dispuesto a ceder esta valiosa oportunidad de atraer la atención a su campaña. Un candidato más acaudalado, como Romney, tiene la capacidad de escoger en qué estados se la va a jugar. Santorum no es Romney cuando se trata de dinero, personal y recursos.

El congresista republicano John McCain anunció su apoyo a Mitt Romney para representar al Partido Republicano en las contienda por la presidencia.
McCain perdió las elecciones por la presidencia contra Obama en 2008.

“No vamos solamente a competir en los lugares donde creemos que podemos ganar”, dijo John Brabender, principal estratega de Santorum. “Pensamos que somos la mejor alternativa a Mitt Romney, y estamos dispuestos a ir directo a sus terrenos”.

La contienda por la nominación del Partido Republicano para las elecciones del 2012 adquiere la dimensión de campaña nacional. Después de New Hampshire, la siguiente parada en la batalla por la nominación del Partido Republicano es el 21 de enero en Carolina del Sur, seguida por Florida, el 31 de enero.

Mientras que es probable que Romney gane New Hampshire, una gran y poderosa demostración de Santorum o Gingrich determinará si la contienda llega a una rápida conclusión en el Súper Martes, o si continúa hasta la primavera.