Los ejecutivos y millonarios adictos a la adrenalina
30 marzo 2012
02:21 PM ET

Los ejecutivos y millonarios adictos a la adrenalina

(CNN) — El fundador y presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, planea sumergirse a 4,3 kilómetros debajo de la superficie del mar y encender los motores de Fórmula Uno que impulsaron a Neil Armstrong a la Luna en julio de 1969.

Apenas unos días antes, el productor y director James Cameron vivió su propia aventura de la vida real, cuando se sumergió en solitario al punto más profundo conocido en los océanos del mundo, a 10,9 kilómetros bajo la superficie del mar.

Para no quedarse atrás, el empresario británico Richard Branson anunció planes para su propia inmersión profunda. “La fosa de Puerto Rico es el lugar más profundo del Atlántico y es más profundo que la altura del Monte Everest”, dijo Branson en su website.

“Deberá ser toda una aventura”.

Un grupo de empresarios ricos son atraídos por las condiciones extremas, ya sea en la profundidad del océano o en la amplitud del espacio.

“Los fundamentos de la supervivencia humana son el refugio y la seguridad”, dijo a CNN James Carter, presidente ejecutivo de Be Legendary, una empresa que ofrece retiros de supervivencia. “Los ejecutivos, si es que alguna vez vivieron en ese mundo, han olvidado por completo cómo es”.

Bezos dice que es su pasión por la ciencia lo que lo hizo desear recobrar los cinco motores de Fórmula Uno que impulsaron el cohete Saturno V. “Yo tenía cinco años cuando vi el Apolo 11 desplegarse en televisión, y sin lugar a dudas eso contribuyó mucho a mis pasiones por la ciencia, la ingeniería y la exploración”, escribió Bezos en su blog.

El director ganador del Oscar y productor, Cameron, tuiteó este lunes: “Recién llegado a lo más profundo del océano Pacífico. Tocar fondo nunca se sintió tan bien”.

Los aventureros ricos también se dirigen a la otra dirección. Charles Simonyi, presidente, director de Sistemas y fundador de Intentional Software Corporation, realizó su segundo viaje a la Estación Espacial Internacional (EEI) en 2009.

Se suma al emprendedor de internet Mark Shuttleworth, al empresario estadounidense Dennis Tito y al programador de videojuegos Richard Garriott, sólo por nombrar a algunos. La principal empresa de exploración espacial del mundo, Space Adventures, inició los viajes espaciales a la EEI en 1998.

Yanik Silver, un emprendedor en serie de internet y millonario gracias a su propio esfuerzo, fundó Maverick Business Adventure. El exclusivo club de ricos empresarios ofrece aventuras como conducción evasiva a alta velocidad, tiro con pistola de combate, vuelos parabólicos para experimentar la gravedad cero, alpinismo en hielo en un glaciar, safaris de fauna silvestre y buceo extremo.

Dice que las aventuras extremas no sólo aportan una sensación de logro, sino que también sirven como una fuente de ideas y de estrategia empresarial.

Los ejecutivos en busca de emociones enfrentan riesgos, pero el aventurero y hombre de negocios Steve Fossett encontró la muerte en un vuelo recreativo. El avión monomotor del millonario de 63 años de edad desapareció en septiembre de 2007 en las montañas del centro-este de California y fue descubierto un año más tarde. Fossett fue la primera persona que voló sin interrupción alrededor de todo el mundo en un globo aerostático. Con 76 horas en un avión ligero, completó el vuelo más largo sin escalas en la historia de la aviación, informó The New York Times.

Después de todo, seas un ejecutivo o no, las aventuras extremas pueden ser duras, como James Cameron tuiteó después de volver a la superficie el pasado lunes. “Volviendo del viaje al lugar más profundo de la Tierra #océanos zona hadal. Da un nuevo giro a (la frase) 'al infierno y de vuelta'. Es bueno ver la luz del sol”.


Secciones: Entretenimiento • Tecnología