29 junio 2012
06:29 PM ET

5 peligros para la salud que se esconden en tu armario

Por María Santana, CNN

(CNNEspañol.com ) - Estar a la moda tiene su precio, pero no sólo por el dinero que cuesta. ¿Sabías que hay prendas en tu armario que podrían presentar un riesgo para tu salud?

Los tacones altos, los pantalones apretados conocidos como “skinny jeans” o “pitillos”, los tangas y hasta los aretes pesados pueden causar problemas a la salud que, según médicos, van desde infecciones hasta visión borrosa.

Aquí te presentamos algunas de las prendas que, según los expertos, son las más dañinas para la salud.

Vaqueros o jeans ajustados

Muchas mujeres usan pantalones extremadamente ajustados para lucir mejor sus curvas. Lo que quizás no sepan es que usar pantalones o cinturones muy apretados puede causar serios daños al organismo debido a su acción “compresora”.

Según los doctores, los jeans ajustados y otras prendas que hacen presión pueden causar problemas de circulación, problemas digestivos y adormecimiento de las piernas. Los “skinny jeans” o “pitillos”  pueden llegar a comprimir el nervio cutáneo femoral lateral y, con ello, propiciar la aparición de una meralgia parestésica, cuyos principales síntomas son el entumecimiento y dolor en los muslos.

Esta dolencia es tan común que el doctor Octavio Bessa,  de Stamford, Connecticut, acuñó el término de “síndrome de los pantalones apretados” ya que dice que ha atendido a muchos de pacientes con dolores abdominales, dilatación de las venas y ardor de estómago causados por la ropa ajustada.

Tacones altos

No hay nada como un par de tacones para hacer que una mujer se sienta  alta, delgada y sexy. Sin embargo, ¿sabía que las mujeres padecen hasta cuatro veces más problemas en los pies que los hombres? Esto, según un reciente estudio de la Universidad de Auburn. El culpable principal: los tacones, y cuanto más alto y estrecho es el zapato, peor.

Problemas en el tendón de Aquiles, juanetes, callos, dedos en martillo, esguinces de tobillo, dolor en la rodilla y cadera o daños en los nervios es el precio que algunas mujeres pagan por ir a la moda.

Además, el uso de tacones altos puede contribuir al desgaste del cartílago que existe en las articulaciones. Al menguar este cartílago, los huesos rozan unos con otros generando desgaste. Esta enfermedad se conoce como osteoartritis. Para evitar estos estragos, los doctores recomiendan limitar el uso de tacones y encontrar un par de zapatos más cómodos o con mejor soporte, especialmente para caminar larga distancias.

Tangas

El panty estilo tanga se ha puesto muy de moda en los últimos años. Sin embargo, el uso continuo de esta prenda puede ocasionar problemas de salud íntima como infecciones vaginales, hemorroides e irritaciones y rozaduras en la sensible piel del área genital.

El sudor, además, propicia que puedan producirse candidiasis o los hongos vaginales, que han crecido exponencialmente entre las causas de consulta ginecológica en los últimos años. Los doctores recomiendan limitar el uso de las tangas, sobre todo en verano, e intentar usarlas de algodón.

Aretes

Según un estudio realizado por dermatólogos de la Universidad de Northwestern, en Illinois, el 20% de las perforaciones o  “piercings” desarrollan una infección bacterial. Además, una mala elección del sitio o la forma en que se hacen las perforaciones puede llevar al contagio de infecciones locales o sistémicas que causan serios problemas de salud, y hasta poner en riesgo su vida.

Entre las amenazas esta el tétanos, Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), hepatitis viral de tipo B y C, así como reacciones alérgicas o tóxicas. Y por si fuera poco, el frecuente uso de aretes grandes y pesados podría causar el desgarro del lóbulo de la oreja, un problema que en ocasiones requiere de cirugía plástica para corregirlo.

Corbatas

Si piensan que las mujeres son las únicas que sufren por la moda, están equivocados. Los hombres también tienen de que preocuparse. De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Cornell, en Nueva York, el 67% de los hombres compra camisas que son más pequeñas que sus cuellos.

Usar camisas muy estrechas o corbatas muy apretadas puede reducir la circulación de la sangre al cerebro, aumentar la presión intraocular, causar dolores de cabeza y limitar el movimiento del cuello y aumentar la tensión muscular en la espalda y en los hombres.

Por si fuera poco, debido a que las corbatas no se lavan con tanta frecuencia, podrían estar llenas de bacterias que transmiten infecciones.

Así que la próxima vez que vayas a elegir vestuario, ten esta información en mente y evitararás caer víctima de la "moda peligrosa".


Secciones: Moda y Belleza • Notimujer • Salud