(CNN) - Al menos 13 personas han muerto en hechos relacionados con Sandy, según las autoridades, que también confirmaron que cerca de 6,5 millones de personas se encuentran sin energía eléctrica a causa de la tormenta "post-tropical".

Hasta el momento el estado con mayor número de muertes es Nueva York con seis seguido de Nueva Jersey con tres.

En Connecticut, una persona murió y otras dos resultaron con heridas leves también por la caída de un árbol en Mansfield según informaron las autoridades. Pensilvania también registra una muerte a causa de un árbol caído.

Además una de las tripulantes del velero "HMS Bounty" perdió la vida en un hospital de Carolina del Norte luego de un naufragio en las costas de ese estado.

Sandy, que porta vientos máximos sostenidos de 135 kilómetros por hora, tocó tierra la noche de este lunes en la costa sur de Nueva Jersey.

Aproximadamente 6,5 millones de clientes han quedado sin servicio eléctrico en 11 estados.

El meteoro obligó además a la autoridad portuaria de Nueva York a cerrar todos los aeropuertos de la región afectada.

Un corte de energía en el centro de Manhattan dejó sin electricidad "casi toda el área desde la calle 39 hacia abajo ", según el portavoz de la empresa Con Ed, Allan Drury.

La sección afectada se extiende desde la calle 39 hasta el borde sur de Manhattan.

La interrupción fue causada por inundaciones en subestaciones de la compañía eléctrica.

Con Ed dijo que sus ingenieros están trabajando para solucionar el problema y añadió que en la actualidad aproximadamente 250 mil clientes en Manhattan están sin energía eléctrica.

En algunas zonas de esa metrópolis, los níveles de agua han llegado a casi 4 metros, estableciendo un nuevo récord para la región. Varias estaciones del subterráneo se encuentran inundadas.

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, la reclasificación a tormenta "post-tropical" se debió a que “Sandy ha continuado perdiendo sus características tropicales”.

En Nueva Jersey se prevé que los niveles de agua se eleven 11 metros por encima de la marea alta normal, por lo que tiene el "potencial de causar daño sin precedentes, advirtió el gobernador de Connecticut, Dan Malloy.

“Es el evento más catastrófico que hemos enfrentado y hemos elaborado un plan en nuestras vidas”, detalló el gobernador, mientras que el presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió este lunes a los 60 millones de personas que se calcula que afectará Sandy en la Costa Este de ese país, que habrá cortes de electricidad y de transporte.

“Todo el mundo es consciente de que esta va a ser una tormenta grande y poderosa” que llevará mucha agua, lo que a su vez provocará múltiples cortes de electricidad, dijo en rueda de prensa.

Los cuatro puentes de Nueva York que cruzan el East River: Brooklyn, Manhattan, Williamsburg y Queensboro cerraron aproximadamente a las 7 de la noche hora del este de Estados Unidos, informó la oficina del alcalde.

Unos 1.900 efectivos de la Guardia Nacional se encuentran en servicio activo en las labores de emergencia generadas por Sandy en los estados de Delaware, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pennsylvania y Virginia.

Obama regresó a la Casa Blanca para supervisar los preparativos de la supertormenta que podría traer una "catástrofe" e impactar unas 60 millones de personas.

En una alocución televisada, Obama instó a los residentes en las zonas de impacto de Sandy a que obedezcan las advertencias de evacuaciones obligatorias.

En efecto, decenas de millones de residentes en la zona del noreste de Estados Unidos se atrincheraron el lunes, preparándose para vientos huracanados, lluvias torrenciales y mareas de tempestad que las autoridades advirtieron podría traer una devastación como nunca antes han vista. Esta es la trayectoria de Sandy:

"Este es el evento más catastrófico que hemos enfrentado en nuestras vidas", advirtió el gobernador de Connecticut Dan Malloy.

EN VIVO: Sigue el vuelo de la Estación Espacial sobre la zona afectada por Sandy

Algunas personas en Delaware que habían ignorado evacuaciones obligatorias tuvieron que ser llevadas a refugios durante la noche. Aunque el gobernador Jack Markell, dijo en Twitter que las personas eran "rescatados de las inundaciones", el gobierno estatal dijo más tarde a CNN que 24 personas fueron llevadas a albergues y que las operaciones no fueron rescates de emergencia.

Funcionarios de todo el litoral del este habían implorado a los residentes durante el fin de semana obedecer las órdenes de evacuación, haciendo hincapié en que las autoridades locales podrían ponerse en peligro si trataban de salvarlos. El gobernador de Nueva Jersey Chris Christie lo dijo más claramente: "No seas estúpido. ¡Fuera!".

Cientos de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Los sitios de interés de la ciudad de Nueva York están extrañamente vacíos, al igual que los lugares de trabajo de Washington DC.

Gran parte de la región se encuentra paralizada y está concentrada en los preparativos para lo que está por venir.

La National Grid, que proporciona energía a millones de clientes, dijo que los pronósticos sugieren ahora que 60 millones de personas podrían verse afectadas, frente a una estimación anterior de 50 millones.

"Podría ser una devastación", dijo el almirante Steven Rattior de la Guardia Costera de los EE.UU.