Sandy se ensaña con Virginia Occidental, mientras Nueva York inicia su recuperación
31 octubre 2012
11:14 AM ET

Sandy se ensaña con Virginia Occidental, mientras Nueva York inicia su recuperación

(CNN) — Ciudades del noroeste de Estados Unidos deben lidiar con edificios inundados, casas quemadas e infraestructura dañada, mientras millones de personas permanecen sin electricidad por el devastador paso de la supertormenta Sandy.

Aunque parte del tránsito terrestre y aeroportuario de Nueva York se reanudará este miércoles, gran parte de la ciudad más grande del país continúa paralizada.

En Nueva Jersey, algunos vecindarios permanecen bajo casi treinta centímetros de agua. Este miércoles el presidente Barack Obama acudirá a la zona.

Mientras, otros estados lidian con los efectos de la tormenta. En Virginia Occidental, el nivel de nieve llegó casi a un metro.

Este miércoles por la mañana, unos 236,000 personas estaban sin electricidad en el estado. Pero a medida que cae la nieve aumenta también el riesgo de afectaciones a las líneas de energía eléctrica, por lo que los residentes enfrentarían el frío sin calefacción.

"La tormenta supera totalmente cualquier cosa que hayamos visto desde que se trasladó aquí", dijo Allison Vencel, de Morgantown.

Los meteorólogos prevén que caiga más nieve este miércoles, además de fuertes vientos.

En la Costa Este, tras días de vuelos cancelados y viajeros varados, dos aeropuertos del área de Nueva York, el John F. Kennedy y el Newark Liberty, reabrirán este miércoles con un servicio limitado. Sin embargo, se espera que el aeropuerto de LaGuardia continúe cerrado debido a un daño significativo

La red del metro de la ciudad permanecerá sin servicio por varios días más, mientras trabajadores tratan de recuperar las líneas inundadas. Los autobuses reanudarán operaciones casi por completo este miércoles, pero probablemente no podrán atender a cinco millones de viajantes que usan diariamente el metro.

En tanto, los problemas de transporte en Nueva Jersey están lejos de terminar.

El centro de operaciones de trenes del NJ Transit está bajo más de dos metros de agua y un generador de emergencia quedó totalmente sumergido. El agua dañó al menos 65 locomotoras y 257 vagones. Pasarán semanas antes de reanudar el servicio en la línea costera de Nueva Jersey.

"Este es el mayor daño a cada una de las líneas de tren de Nueva Jersey", dijo el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie. "Grandes secciones de vías fueron barridas".

soundoff (Sin Respuestas)

Los comentarios están cerrados.