Por qué no deseo cambiar mi teléfono "tonto" por un "smartphone
16 noviembre 2012
03:04 PM ET

Por qué no deseo cambiar mi teléfono "tonto" por un "smartphone

(CNN) — Pertenezco a una especie en extinción. Me encuentro entre la, cada vez más reducida, porción de estadounidenses que no han puesto un pie en el territorio de los smartphones.

La consultora Nielsen reportó que hasta julio pasado, el 55,5% de los suscriptores a un plan de telefonía móvil en Estados Unidos, poseían unsmartphone, o teléfono inteligente, un cambio significativo respecto al 41% registrado un año antes. Este resultado se obtuvo antes del lanzamiento del iPhone 5, que seguramente incrementó dicho porcentaje.

Las cifras no mienten. La gente como yo está perdiendo relevancia. Nos ocurrirá lo mismo que a la videocasetera que aún poseo y que nunca aprendí a usar.

Este hecho te dice todo lo que necesitas escuchar. Claro, no tengo la seguridad de que podré entender cómo usar tu smartphone, pero la verdad es que en realidad no quiero.

Antes de extinguirme quiero explicar y defender mi postura sobre mistupidphone. Y quiero que quede claro que no soy una abuela de 90 años, solo tengo 43.

Trabajo en un ambiente en donde estoy rodeada por expertos en tecnología y me queda claro que soy extravagante. Sin embargo, fui contratada para hacer reportajes y escribir historias —para hablar y escuchar a la gente, concentrarme y relacionarme con seres humanos—y francamente, no me avergüenza hacer mi trabajo sin tener un teléfono sofisticado.

Mi aversión tiene que ver con quién soy y con quién no quiero ser, y con eso me refiero a muchos de ustedes.

Empecemos con la genética

En el bufete de mi difunto padre despidieron a un tutor cuando no pudo recordar cómo encender su computadora. Sufría con las llamadas en espera de una forma solo igualada por mi madre, quien sigue sin tener correo de voz en su celular, que es aún más estúpido que el mío.

Sin embargo, mi historia favorita es acerca de uno de los primos de mi padre. Años después de que los celulares se volvieran comunes, decidió que por fin estaba listo. Así que se compró un teléfono, lo llevó a casa y lo dejó entre otros artículos en la mesita del café. Durante los días siguientes, intentó usarlo esporádicamente. Lo acercaba a su oreja pero nunca obtuvo tono de llamada. Llamó a otras personas, pero nadie lo escuchaba ni le contestaba.  Así que se dirigió a la tienda de celulares, arrojó el suyo sobre el mostrador y dijo: “Esta cosa no sirve”. El hombre detrás del mostrador lo recogió, miró al primo de mi padre y dijo: “Señor, esto es un control remoto”.

Comparto esta historia porque trata de mi familia. Formo parte de una tribu que vive perfectamente feliz sin la tecnología, que desconfía y no necesita de los avances tecnológicos.

Cuando murió mi laptop hace unos años, me aventuré por primera vez en una tienda Apple. Huí dos veces, una de ellas casi llorando, asustada por los hipsters que hablaban en clave. Pero me armé de valor y regresé unas semanas después para comprar una MacBook Pro.

La gente juraba que eso cambiaría mi actitud hacia la tecnología. Dijeron que era intuitiva, algo bueno ya que no leo los manuales de instrucciones. La compré porque era bonita.

Después de tres años, esa cosa aún no me encanta.  De hecho, la odié por gran parte del tiempo, en parte porque la pantalla me parecía muy difícil de ver. Imaginen mi sorpresa y gratitud cuando hace poco un colega pasó junto a mí, se acercó y oprimió un botón un montón de veces, y entonces todo brilló ante mis ojos.

Pude haberlo abrazado. Y pude haber tropezado cuando salté para abrazarlo, lo que me lleva a mi siguiente argumento.

Soy torpe

Tiro cosas. He escuchado demasiadas veces el chapotear de un teléfono que vuela del bolsillo de mi chaqueta hasta el retrete. Cada vez que mi rayado teléfono cae al suelo, agradezco no tener que cambiar una pantalla rota.

También están esos videos de usuarios de inteligentísimos smartphones mirando al objeto de su adicción mientras se caen de los andenes del metro, dentro de fuentes o chocan con los postes. Soy perfectamente capaz de hacer eso sin la ayuda de un teléfono.

Agradezco no saber lo que es anhelar una cosa de esas.

Mientras la gente acampaba desde la noche anterior y luchaba con las muchedumbres  para poder hacer fila y comprar su quinto iPhone, yo me relajaba.

Ahora, me río mientras llueven las quejas: es demasiado ligero y se raya fácilmente. Hay problemas con sus mapas, baterías que se agotan demasiado rápido, cables de alimentación que necesitan ser reemplazados. Y mi favorita: fotos moradas. ¡Horror! ¿Quieren saber cómo hago para sortear esta injusticia telefónica? Uso una cosa a la que me gusta llamar cámara.

Me gusta decir que estoy esperando a que estos tipos de Apple sepan lo que están haciendo para que no tengan que seguir reinventando el artefacto una y otra vez. De verdad, si espero un poco más, ¿el siguiente dispositivo no será mucho mejor?

Cuando la gente dice que muere por el gadget más reciente, para reemplazar al actual que funciona perfectamente, no puedo evitar pensar en los niños que acabo de visitar en un campo de refugiados quienes mueren por el único tazón de comida que les dan en un día.

Espero que cualquiera que gaste varios cientos de dólares en un teléfono ayude a los necesitados. Si los dos millones de adictos que compraron un iPhone 5 en un lapso de 24 horas donan tan solo diez dólares a los niños hambrientos o a cualquier otra causa ese día, entonces aplaudiría su entusiasmo.

Pero primero me gustaría preguntar a la gente que se instaló afuera de las tiendas de Apple: ¿Se formarán así para votar el próximo mes?

Me doy cuenta de que probablemente sueno como una santurrona, pero me parece que esta mentalidad del deber tener es absurda y raya en el mal gusto. Simplemente no entiendo la obsesión, en especial cuando es con algo que probablemente rompería o ahogaría. Ahora, si hablamos de un par de botas grandiosas, definitivamente las compraría. Pero esto no. Al menos todavía no.

Reconozco que inevitablemente llegará el momento en el que tendré que dar el salto. En algún momento ya no habrá teléfonos como el mío. Además, tal vez debería averiguar a qué se debe tanto alboroto. La gente dice que amaré mi smartphone cuando lo tenga.

No volveré a ser la misma

Tal vez eso es lo que más me desanima. No quiero recibir las fotos de la cena de alguien cuando yo estoy cenando. No quiero abandonar una conversación real porque una amiga cualquiera usó una aplicación para hacer check in en la estética en donde se depila las cejas. No quiero leer correos del trabajo durante mis vacaciones en la playa si podría estar leyendo una novela de esas hechas de papel, ¿las conocen?

Tampoco quiero que me pase lo que le pasó a Alec Baldwin y me echen de un avión por jugar Words with Friends que estoy segura no podré dejar.

Me conozco demasiado bien. Cuando estoy frente a mi computadora, reviso mis correos y el Facebook más de lo que debería. Por eso no tengo galletas, queso o helado en casa; si las tengo, no puedo contenerme. Si tuviera un smartphone, temo que sería mi fin.

¿Podría ser una de esas personas que se pone a ver videos de gatos en vez de prestarle atención a la persona que está conmigo? ¿Me gustaría más compartir fotos de naturaleza que salir a disfrutarla? ¿Podría permitirme momentos libres de distracciones solo para pensar en la vida?

Si alguna vez me vuelvo una persona que se la pasa todo el tiempo mirando alguna iCosa o tomándose fotos en una junta o en una fiesta, desde ahora les digo que me golpeen.

Hace casi un año, me di cuenta súbitamente de que me estaba acercando centímetro a centímetro al cambio. No un cambio del tipo inteligente, por cierto, pero me di cuenta de que estaba coqueteando con la semi inteligencia.

Estaba cenando en Nueva York. Compartía la mesa con un devoto fanático de los gadgets. Me escuchó hablar de mi stupidphone y me dijo que se lo prestara. Lo hice y me perdí en las historias compartidas, en el pan pita caliente, el hummus y el vino. Él estaba ausente, haciendo lo que sea que los fanáticos de los gadgets hacen.

Después de un rato, dejó mi teléfono. Me miró con una sonrisa compasiva. Entonces, dijo algo que haría que mi familia se sintiera orgullosa: “Cariño, odio decirte esto, pero tu teléfono no es estúpido”.

Resulta que mi teléfono, el que he tenido durante años, puede hacer… cosas. Exactamente qué, no tengo idea. Pero por ahora, estoy segura de que lo más inteligente es seguir así.

soundoff (35 comentarios)
  1. Macarrao

    Antes la gente se citaba a una hora y lugar para encontrarse. Hoy en día la consigna es: Llámame o mensajeame cuando estés allí. Pareciera que ya no hay acuerdo, compromiso o puntualidad. Pero por otro lado las comunicaciones son más fáciles y rápidas. En lugares de difícil acceso, donde no hay internet pero llega la señal de celular como algunas zonas remotas de América Latina, África y otras, la gente se conecta al resto del mundo con estos smartphones, versiones económicas y simplificadas de un computdor. Y eso debe ser algo bueno, ¿no?

    19 noviembre, 2012 en 11:34 am | Report abuse |
  2. krl99

    A los que critican a la autora, lo que yo entiendo de la nota es que el problema esta en que hay gente que ve su lujoso smartphone como un fin en vez de como un medio, independientemente del dinero que te gastes, y que es muy triste que se preste mas atencion al trozo de plastico que tienes en la mano que al amigo que tienes enfrente... pero en fin cada uno interpreta lo que quiere... Un saludo

    19 noviembre, 2012 en 7:11 am | Report abuse |
  3. mareste

    me identifico totalmente con vos, tengo un telefono de esos tactiles y cuando busco algo no lo encuentro porque se me pasan de largo,me mata !!!

    17 noviembre, 2012 en 6:52 pm | Report abuse |
  4. Janeth

    Me identification mucho con esta persona de verdad mi Telefono Es de Los Brutos pero con el me conecto con mi familia y amigos,lo cierto es que la nueva technological a eliminado las relaciones entre Los seres , que lo bueno es poder interactuar con Los demas, ver a Los ojos cuando Alguien te habla y disfrutar de una buena y amena charla.pero bueno mientras tengo mi arcaico Telefono disfruto de mis buenas charlas con mis amigos.

    17 noviembre, 2012 en 6:43 pm | Report abuse |
  5. mario 2

    Yo me sumo...

    17 noviembre, 2012 en 12:50 pm | Report abuse |
  6. Oliver Fuentes

    Simplemente impresionante tus palabras, soy uno de esos fans de la tecnología, pero lo cierto es que a veces le damos más lugar a ella que otras cosas más significativas.

    17 noviembre, 2012 en 12:16 pm | Report abuse |
  7. shiryu

    si por eso comentan en paginas de Internet, si no ocuparan la tecnologia lo escribirían en piedra? no lo creo se necesita TECNOLOGIA

    17 noviembre, 2012 en 12:08 pm | Report abuse |
  8. Pris

    pues yo que me vuelvo adicta con facilidad a cualquier cosa, me da miedo tener uno de esos telefonos y no vivir mi vida por estar pegada a uno de esos aparatos, el mio sirve para llamar, tomarme fotos, y luego si quiero lo conceto a un cable y las paso a la computadora, jeje mas trabajo? quizas, pero no quiero ser como el monton de gente que conosco que se la pasa mostrando al instante el lugar en el que esta, y las personas que estan a su lado comentando, ¿porque no mejor mirarse y hablarse el uno al otro??? jajaja

    17 noviembre, 2012 en 10:39 am | Report abuse |
  9. Mauro

    I used to think like her but after I got my smartphone, I totally changed my mind. I can actually control myself better and spend less time connected since I have notifications whenever something comes up. We can't avoid the future.

    17 noviembre, 2012 en 8:10 am | Report abuse |
  10. criskwinkle

    Yo creo que la esencia del mensaje de Jessica no es que hay que alejarnos o ser prevenidos con la tecnologia. se refiere mas bien a que cada cosa tiene su espacio y tiempo,ella usa su macbook pro (que por cierto es mucho mejor y mas potente que tener cualquier smartphone) para ver su face y mails, entre otros. pero la mayoría de los que tienen smart phones, se vuelven unos completos idiotas dependientes, no miran al frente de sus narices, no escuchan, no se concentran en otra cosa, no ven por donde caminan, lo usan para ir al baño, cuando comen, mientras están en clase, mejor dicho; en todo momento.. a los humanos, esto nos volvera cada vez mas inutiles y estúpidos si no se modera su uso. prefiero tener un telefono estúpido, una buena laptop, una cámara profesional, muchos libros y a cada cosa darle su momento y lugar... es mejor vivir mas una vida real, abrasar, besar, ver a los ojos , estrechar la mano, hablar con alguien, etc... y no una vida Ciberestupida en Zombieland....

    17 noviembre, 2012 en 7:33 am | Report abuse |
  11. Nombre*Oscar

    Buenísimo igual ella ahora escrito vía Sony Xperia predictiva el trabajo y las exigencias de poder ser eficiente me lleva modernizar pero tiene algo maravilloso mujer puedes desactivar a tu gusto al momento que gustan Uds x que puedes recibir actualiza y

    17 noviembre, 2012 en 2:03 am | Report abuse |
  12. JC

    Felicito a la autora de este artículo, en verdad uno de los mejores que he leído en este sitio (y vaya que he leído muchos). Tengo un Sony Ericsson T280 y no lo trato como "tonto", pero tampoco es un Galaxy, y aún así lo quiero mucho y lo seguiré usando hasta el día en que no me sirva más.
    pienso que la tecnología celular es importante para comunicarnos, y sobresalid en un grupo o un empleo, pero también nos aleja de las relaciones humanas reales.

    También creo que cada quien tiene derecho a seguir lo que más le gusta, sin ser tachado de anticuado o adicto al celular y aún así poder formar parte de un grupo de consumidores de tecnología necesaria para nuestra vida.

    17 noviembre, 2012 en 12:39 am | Report abuse |
  13. cristina

    yo tengo 21 años y se podria considerar que por ser joven tenfo un smartphone,pero no,mi actual celular solo me permite llamar y enviar mensajes y asi lo prefiero , no necesito un aparato de ultima tecnologia.
    Respeto mucho a las personas que poseen uno pero lo que no logro entender es q cuando lanzan al mercado un nvo smartphone hay gente que hace filas por horas e incluso dias,solo es un cel.hay q tomarse las cosas con mas tranquilidad

    16 noviembre, 2012 en 10:03 pm | Report abuse |
  14. carolina

    AL FIN LO MEJOR QUE HE LEIODO ESTE DIA.... Y MUCHO MEJOR BASADO EN LA TEGNOLOGIA ACTUAL YO TAMBIEN SIENTO QUE MIS PENSAMIENTOS TAMBIEN LOS CONSIDERA OTRA PERSONA... LA VIDA ES BELLA ASI COMO ES.. CON LAS PERSONAS AMADAS... LO DEMAS SALE SOBRANDO..... ME SIENTO FELIZ

    16 noviembre, 2012 en 8:51 pm | Report abuse |
  15. charlie

    SI SI ME RECALENTE CON VOS , NO SE SI SOS PERIODISTA O NO PERO SI NO FUERA POR TODA ESTA TECNOLOGIA NO ESTARIA LEYENDO ESTA NOTA Y VOS NO TENDRIAS QUISAS TRABAJO... POR OTRO LADO SOS DE LA TRIBU PERO TENES PC, SUVIS FOTOS AL FACE Y ETC. POR LO TANTO TENGO UNA DUDA .O NO TENES DINERO PARA UN IPHONE 5 O S.O.S. ADICTA A TODA TENTACION TERRESTRE..
    Y TE ACLARO NO CREO QUE SEAN LOS CLIENTE DE APPLE LOS UNICOS DESALMADOS QUE GASTAN SU DINERO EN VANIDADES , IGNORANDO EL HAMBRE DE LOS DENUTRIDOS Y POBRES SERES QUE HABITAN EL PLANETA .....UNA BALA U.S.A. PRODUCE MAS DAÑO QUE UN IPHON 5 Y VALE MUCHO MAS... PUES DICELO A TU PRESIDENTE...... ESPERO UNA RESPUESTA DE TU PARTE PUES YO PERDI MI TIEMPO CON TU ESCRITURA....

    16 noviembre, 2012 en 8:39 pm | Report abuse |
  16. Navegante

    Un poco contradictoria tu postura, afirmas pertenecer a una "tribu" que huye de la tecnologías, y luego dices que estás muy metida en el mail, y en el facebook................y yo te pregunto: ¿Que crees que es mail y facebook? . exacto son nuevas tecnologías, no se podrán tocar pero son tecnología al fin y al cabo.

    Y espero que pronto des el salto a los smartphones :)

    16 noviembre, 2012 en 8:07 pm | Report abuse |
    • criskwinkle

      Yo creo que la esencia del mensaje de Jessica, no es que no hay que alejarnos o ser prevenidos con la tecnologia. se refiere mas bien a que cada cosa tiene su espacio y tiempo,ella usa su macbook pro (que por cierto es mucho mejor y mas potente que tener cualquier smartphone) para ver su face y mails, entre otros. pero la mayoría de los que tienen smart phones, se vuelven unos completos idiotas dependientes, no miran al frente de sus narices, no escuchan, no se concentran en otra cosa, no ven por donde caminan, lo usan para ir al baño, cuando comen, mientras están en clase, mejor dicho; en todo momento.. a los humanos, esto nos volvera cada vez mas inutiles y estúpidos si no se modera su uso. prefiero tener un telefono estúpido, una buena laptop, una cámara profesional, muchos libros y a cada cosa darle su momento y lugar... es mejor vivir mas una vida real, abrasar, besar, ver a los ojos , estrechar la mano, hablar con alguien, etc... y no una vida Ciberestupida en Zombieland....

      17 noviembre, 2012 en 7:31 am | Report abuse |
  17. charlie

    tengo 47 años y amo la tecnologia pues es futuro y soluciona muchos problemas....pero toda esa tecnologia la comparto con tecnologia antigua , por ejemplo sigo escuchando musica en formato vinilo con puas pues suena mejor ,tomo fotografias com camara con rollo y realizo videos con casete de cinta magnetica ...pero con mis gustos gasto fotuna en placer inecesario .......en mi empresa imvierto en sistema lo mas moderno , pero conservo y uso mucho listas o manuales impresos ....por todo esto no deves mandar un mensaje erroneo ,Creo que la gente no es mas tonta por realizar una filas de horas ,para un iPhone 5 , un voto, un evento deportivo, un plato de comida , un resital de musica , besarle la mano al presidente o el papa y mas triste es realizar la cola en un hospital o en la iglesia para la OSTIA, Y SI SOS UNA INCULTA PARA MANEJAR UN TELEFONO BANCATELA,

    16 noviembre, 2012 en 7:52 pm | Report abuse |
  18. angela

    UN SMARTPHONE? CLARO QUE SI, YO TENGO UNO VIEJITO PERO COMO DICEN QUE EL GOBIERNO LE ESTA DANDO CELULAR PAGO A QUIENES APLIQUEN, ME PAGARAN UN SMARTPHONE? si es asi le quedare eternamente agradecida a Mr. Obama, y hasla le prometo votar por el dentro de 4 anos. Yo creo que el se postula de nuevo.

    16 noviembre, 2012 en 7:33 pm | Report abuse |
  19. charlie

    ll

    16 noviembre, 2012 en 7:30 pm | Report abuse |
  20. ANA

    Yo como la señora, tengo un telefono común y corrriente, pero creo que no debemos tener miedo ante la nueva tecnología y sobre todo debemos respetar a quienes quieran gastar mucho dinero en un smartphone, o en un carro lujoso o en lo que quieran.

    16 noviembre, 2012 en 7:15 pm | Report abuse |
    • Mary G

      Totalmente de acuerdo, esta nota me pareció un poco prejuiciosa y hasta un poco resentida, yo no juzgo a los demás por cuanto gastan o dejan de gastar, principalmente porque no es mi dinero, me pregunto si la autora de este artículo ocupa su tiempo como voluntaria de UNICEF para tener moral de criticar a otros en fin.

      En cuanto al tema me encantaría tener un iphone o cualquier smartphone, pero no por moda o consumismo, sino porque tenerlo me facilitaría mas la vida ya que podría tener en todo momento acceso a las redes (no por chisme OJO) que hoy son primordial así como a mi correo en especial por mi trabajo y hasta me ayudaría comunicarme mejor con mis compañeros, familiares y amigos, etc, sin embargo no puedo porque el dinero no me alcanza y hay otras cosas que son prioridad, mientras tanto ando con mi telefonito que bastante me da pero no juzgo a otros por tener uno todo lo contrario, a la final lo mejor es agradecer por lo que uno tiene y no juzgar a los demás por lo que compran o no.

      16 noviembre, 2012 en 10:03 pm | Report abuse |
      • ANA

        Completamente de acuerdo contigo Mary G.

        16 noviembre, 2012 en 11:50 pm | Report abuse |
  21. ivan castellano

    jajajajajajaja y dale con los cuentos vaqueros, te doy una idea para tu cap 2 :amor a ultima vista de una trola de 40 y pico jajajajajajajaja

    16 noviembre, 2012 en 5:23 pm | Report abuse |
  22. Helga

    Fantástico y brillante! Anduve por años un nokia "huesito" como le llamaba hasta que mi hermana harta de el me lo destruyo sin clemencia y puso un BB en mis manos, lo odié, y soy sacrìlega en mundo web, solo lo uso para llamadas jajaja odio el chat y sus sonidos y me apena ir a una reunión de amigos y que las conversaciones se arruinen por estar bibiando. Lo positivo? Abri twitter! Y puedo ver notas fantàsticas como esta mientras espero por horas entrar a una consulta médica, supongo que mi cambio ya empezó. Me encantó el artículo

    16 noviembre, 2012 en 4:53 pm | Report abuse |
  23. Jose Mendoza

    Buena nota!
    Yo tengo 30 y trabajo como WEBMASTER...si si ...webmaster, acaso no debo estar conectado a internet todo el día?... mi respuesta es NO... uso una pc o laptop de 9 a 5 que dura mi trabajo, luego a casa a disfrutar de la familia, lo que menos quiero es tener un aparato que me distraiga de mi hijo... lo siento, tengo un teléfono que sirve para llamar... nada mas.

    16 noviembre, 2012 en 4:49 pm | Report abuse |
  24. adam carter

    Bueno dicen que la tecnología te ayuda pero también te mata si te dejas llevar por esta; pero es algo brillante para algunas cosas.
    Te felicito por este articuló me llevo a ese tiempo del móvil tipo ladrillo y al computador tipo kinkon que marco esa generación evolutiva sorprendente de joven.
    Gracias

    16 noviembre, 2012 en 4:39 pm | Report abuse |
  25. Erenio jaimes

    La tecnologia ha llegado para quedarse y seguirà mejorando sin fin; pero cada quien està en su derecho y hay que respetar a cada quien.

    16 noviembre, 2012 en 4:26 pm | Report abuse |
  26. Manolo

    Amo a mi Nokia RM-258 está todo despintado con muy mal aspecto y seré sincero, a veces en las reuniones de negocios cuando todos sacan sus Iphone a cual de todos más grande y elegante y lo ponen sobre la mesa, cuando saco mi Nokia RM-258 todos me miran con cierta sonrisa sospechosa, al principio no voy a negar que me daba cierta vergüenza, pero ahora voy de lo más contento, soy de una especie en extinción y me hace diferente, eso me gusta.

    16 noviembre, 2012 en 4:19 pm | Report abuse |
  27. teresa polanco

    Hola,me encanto tu nota.Algo paresido tuve una conversacion con mi hermana el otro dia en tono de chiste.Estoy totalmente de acuerdo comtigo.Pienso los llamados telefonos inteligente hacen k los usuarios parescan tontos,porque no prestan atencion a nada ni a nadie,no escuchan si le hablan,se rien solo,y no levantan la cabeza.

    16 noviembre, 2012 en 4:17 pm | Report abuse |
  28. Guillermo

    igual no necesito internet y tanta basura cuando estoy en la calle

    16 noviembre, 2012 en 4:09 pm | Report abuse |
  29. Maggie

    me identifico al 100% con la historia,tengo un telefono que solo es eso:un telefono,no toma fotos,no tiene acceso a internet,es mas no puedo escuchar musica en el,pero no importa soy feliz con mi cacahuate(asi le digo yo)y como dice el articulo algun dia tendre que cambiar a otro telefono,pero mientras ese dia llega,seguire con mi telefono.

    16 noviembre, 2012 en 3:44 pm | Report abuse |
    • Jonathan

      Totalmente de acuerdo.
      Lo que sucede hoy en día con esto es más por moda, y se olvidan de lo importante que significa vivir de verdad.

      16 noviembre, 2012 en 6:37 pm | Report abuse |
  30. Bertha Llanes

    No suelo dejar comentarios en las notas, pero ésta vez la verdad me encantó, defintivamente me identifico con su manera de pensar y además la forma en que lo explica es clara y sencilla. Yo también seguiré (mientras se pueda) con mi "guerrero" como algiuen le llamo en una ocasión a mi celular, saludos desde Sonora, México.

    16 noviembre, 2012 en 3:41 pm | Report abuse |
  31. paolocl

    No eres el único y tengo 25.

    16 noviembre, 2012 en 3:28 pm | Report abuse |