Hungría y Bulgaria son sancionados por comportamiento racista de fanáticos
Una investigación de la FIFA reveló que un grupo de fanáticos de Hungría realizó cánticos antisemitas durante un partido con Israel.
9 enero 2013
09:14 AM ET

Hungría y Bulgaria son sancionados por comportamiento racista de fanáticos

(CNNMéxico) — Hungría y Bulgaria jugaran sus próximos partidos eliminatorios para la Copa del Mundo a puerta cerrada debido al comportamiento racista de sus fanáticos en partidos recientes, informó este martes la FIFA.

Los seguidores de Hungría tuvieron comportamiento antisemita durante un juego amistoso en casa contra Israel en agosto pasado, mientras que los de Bulgaria tuvieron una conducta racista durante un juego contra Dinamarca en octubre pasado, informó la FIFA.

“Los miembros de la Comisión Disciplinaria de la FIFA fueron unánimes en la condena de un episodio abominable del racismo, antisemitismo, y de naturaleza política provocadora y agresiva perpetrados por los seguidores del equipo nacional húngaro”, informó el máximo órgano del futbol en un comunicado.

Debido a ello, el comité decidió que el próximo partido en casa de Hungría en las eliminatorias para la Copa del Mundo de Brasil 2014, que será contra Rumania el próximo 22 de marzo, sea jugado sin espectadores; además le impusieron una multa de alrededor de 43.000 dólares.

En tanto, en el partido de Bulgaria contra Dinamarca, el futbolista danés Patrick Mtiliga fue objeto de insultos racistas desde que entró al terreno de juego en el minuto 54. Aunque por el audio local se pidió a los espectadores detenerse, los insultos continuaron hasta el final del encuentro, según la FIFA.

El próximo partido clasificatorio de Bulgaria, contra Malta el 22 de marzo, será jugado sin espectadores. Además, el país fue multado por 37.000 dólares.

“La FIFA condena de forma enérgica todas las formas de racismo en el futbol, y cualquier otra forma de discriminación no será tolerada y recibirá una dura respuesta por las autoridades relevantes de la FIFA”, afirmó la organización.

El comportamiento racista de fanáticos ha estado en titulares en los últimos meses. En el último episodio, el club italiano de futbol Lazio fue acusado por un “presunto comportamiento racista” de sus seguidores en un juego de la Liga Europea efectuado en noviembre pasado contra el Tottenham.

Los seguidores del club italiano se burlaron de los vínculos del club inglés con la comunidad judía al cantar “Juden Tottenham, Juden Tottenham” (judíos del Tottenham en alemán), durante el encuentro en la capital italiana.

La semana pasada, el jugador Kevin-Prince Boateng de Ghana reaccionó a cánticos racistas de los fanáticos del club Pro Patria durante un amistoso, y abandonó la cancha, acto que fue seguido por todos los de su equipo, el Milan.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha buscado promover castigos más duras para combatir el problema. “La única solución es ser muy duro con las sanciones, y las sanciones deben de ser deducciones de puntos o algo similar”, dijo Blatter este domingo al ser cuestionado por la reacción del Milan.


Secciones: Deportes • Fútbol • Hungría • Israel • Mundo