Islamistas rebeldes ganan terreno en Malí, según un ministro francés
Amnistía Internacional pidió a todas las partes en el conflicto proteger a los civiles.
14 enero 2013
09:00 PM ET

Islamistas rebeldes ganan terreno en Malí, según un ministro francés

Por Katarina Hoije

Bamako, Malí (CNN) — Militantes islamistas ganaron terreno en una ciudad de Malí este lunes, aunque las tropas del gobierno intensificaron su ofensiva.

Los militantes han tomado el control de la ciudad central de Diabaly, dijo el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, según la televisora BFM, afiliada de CNN.

La información sobre el avance de los rebeldes llegó mientras el Consejo de Seguridad de la ONU se disponía a discutir el conflicto en Malí.

Los líderes mundiales de varios países han dicho que enviarán tropas o proporcionarán apoyo logístico para la lucha contra los militantes islamistas, en el país del oeste africano.

Francia tomó la iniciativa internacional para ayudar a Malí durante el fin de semana, con ataques aéreos militares contra campamentos rebeldes de capacitación y otros objetivos.

La intervención de Francia era necesaria, dijo Le Drian, para detener un golpe rebelde en la capital, Bamako.

"Si no lo hubiera hecho de inmediato, Bamako estaría hoy en manos de los terroristas", aseguró.
Pero no estaba claro este lunes cuándo terminaría la ofensiva militar francesa, y si podría haber consecuencias más allá de las fronteras de Malí.

Colonia francesa hasta 1960, Malí tuvo gobernantes militares durante décadas, hasta las primeras elecciones democráticas en 1992.

Se mantuvo estable políticamente hasta marzo, cuando un grupo de militares derrocó al gobierno, diciendo que no había brindado apoyo suficiente para que pudieran combatir a los rebeldes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Malí, Tieman Hubert Coulibaly, dijo que no estaba claro cuánto durarían los enfrentamientos con militantes islamistas.

"Es un problema que se encuentra actualmente en Malí, pero que afecta a todo el mundo civilizado. Los que están en la acción contra Malí podrían atacar al resto del mundo", dijo.

"Es un cáncer que podría haberse extendido si no hubiéramos intervenido, por supuesto con la ayuda preciosa de Francia".

Estados Unidos se ha comprometido a ayudar a los franceses, dijo este lunes el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta. Esa asistencia podría incluir el apoyo logístico y de inteligencia.

"Felicito a Francia por los pasos que tomó. Y lo que les hemos prometido es que vamos a trabajar con ellos y proporcionarles toda la asistencia que podamos, para tratar de ayudar en ese esfuerzo", dijo Panetta a los periodistas, en un vuelo rumbo a Portugal.

Amnistía Internacional pidió a todas las partes en el conflicto proteger a los civiles. El grupo de derechos humanos también instó a la comunidad internacional para que apoye un despliegue de observadores de derechos humanos.

“Existen preocupaciones reales de que los combates puedan conducir a otros ataques indiscriminados o ilegales en áreas donde los integrantes de grupos islamistas armados y civiles se entremezclan", dijo Paule Rigaud, director adjunto de Amnistía Internacional para África, en un comunicado.

"La comunidad internacional tiene la responsabilidad de evitar una nueva oleada de abusos en esta nueva etapa del conflicto. Las fuerzas que participan en ataques armados deben evitar los bombardeos indiscriminados a toda costa, y hacer todo lo posible para evitar víctimas civiles", agregó.

Catherine E. Shoichet, Dheepthi Namasivayam, Vladimir Duthiers, Saskya Vandoorne y Fred Pleitgen contribuyeron con este reporte


Secciones: Mali • Mundo