Barack Obama propondrá la prohibición de armas de asalto
Obama y el vicepresidente, Joe Biden, anunciarán las propuestas.
15 enero 2013
04:55 PM ET

Barack Obama propondrá la prohibición de armas de asalto

Por Dana Bash, Jessica Yellin y Tom Cohen

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentará este miércoles un paquete de propuestas para el control de armas, que incluya la prohibición de armas de asalto, informó la Casa Blanca.

Las medidas serán una respuesta a la masacre que ocurrió el mes pasado en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown.

Obama y el vicepresidente, Joe Biden, anunciarán las propuestas, y estarán acompañados por un grupo de niños que escribió cartas al presidente tras el tiroteo del 14 de diciembre, que provocó la muerte de 20 niños, y seis adultos, detalló el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

El paquete incluye aspectos legislativos, como la prohibición de las armas de asalto, y abordará el tema de los cargadores con alta capacidad de municiones, además de reforzar el control federal de antecedentes de personas que intentan comprar armas.

Biden encabezó un grupo de trabajo que examinó propuestas sobre el control de armamento, a fin de evitar que se repitan hechos como el de Newtown.

Legisladores que recibieron información del vicepresidente indicaron que el paquete incluye hasta 19 acciones ejecutivas que Obama podría tomar sin la aprobación del Congreso, como una aplicación más rigurosa de las leyes vigentes.

El presidente podría exigir que las agencias proporcionen datos para la verificación de antecedentes que se supone deben acompañar la venta de armas, asegurando que la información contenida en los controles sea tan "amplia y completa como sea posible", dijo a CNN el representante demócrata, Mike Thompson.

Obama también podría nombrar inmediatamente un director de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), que ha estado sin un jefe permanente durante seis años, dijo Thompson.

Ninguno de los legisladores mencionó la propuesta que hizo la Asociación Nacional del Rifle, para que se considere ubicar guardias armados en las escuelas.

El presidente reiteró la semana pasada su deseo de que haya chequeos más robustos de los antecedentes de los compradores de armas, y una prohibición de las armas de asalto.

Una nueva encuesta de Gallup, publicada el 8 de enero, mostró que el 38% de los estadounidenses están insatisfechos con las leyes de armas actuales, y apoyan las propuestas más estrictas. Esa cifra representó un salto de 13 puntos porcentuales, respecto al año anterior.

Carol Cratty y Kevin Liptak contribuyeron con este reporte