18 enero 2013
03:25 PM ET

Charly García: “No te puedo decir que soy kirchnerista, pero Cristina me cae bien”

Por José Manuel Rodríguez, CNN

Nota del editor: CNN en Español transmitirá el "Uno a Uno" con el ícono del rock argentino y latinoamericano Charly García este domingo 20 de enero a las 7:00 p.m. hora de Atlanta (9:00 p.m. de Argentina y Chile).

Buenos Aires (CNNEspañol.com) – Talento, genialidad, poesía, irreverencia, adicciones y escándalos han caracterizado a Charly García, que renace para reconstruir su figura y revivir su larga carrera de éxitos.

En la intimidad de su nuevo y acogedor departamento, en una encantadora calle del barrio de Palermo, Charly me recibió con gran amabilidad. Conversamos sobre todos los temas: la relación con sus padres y su hijo, su opinión sobre la presidenta Cristina Kirchner, su crítica sobre otros íconos del rock, el cambio en su personalidad, las historias de sus canciones y su carrera, entre otros.

Su visión crítica de la realidad y su voz siempre independiente e irreverente lo han caracterizado. Sobre la Argentina de hoy, no dudó en elogiar a la presidenta. “Como persona me cae bien y aunque no entiendo de política, pienso que como gobernante ella apoya bastante los derechos humanos, el arte, y tiene una visión social que me parece bien. No te puedo decir que soy kirchnerista, pero me cae bien. Es admirable como, después de que se murió el marido, asumió ese lugar y se mantuvo con fuerza y firmeza”.

También hablamos de su prolífica carrera musical. La influencia de su querida maestra de piano, a quien recordó con infinito afecto. La máquina del tiempo nos llevó a recordar las noches de bohemia que organizaba su madre, a la que asistían los folcloristas más importantes del país.

Inevitable fue hablar de su paso por Sui Géneris, emblemática banda que caló en tantos latinoamericanos. En aquella época compuso una de sus más recordadas canciones.

Canción para mi muerte es un tema que compuse cuando estaba haciendo el servicio militar. Un día me mandaron al hospital militar y mi mamá me trajo anfetaminas porque yo había dicho que tenía un soplo en el corazón, entonces necesitaba fingir los efectos. Una noche me tomé un par y me dieron palpitaciones, subí a la terraza del hospital y empecé a correr y a correr como un loco, no sabía que me pasaba. Cuando vuelvo a la cama sentía que me iba a morir. Tenía una lapicera y un pedazo de papel, y escribí la letra y la música en solo 10 minutos”, cuenta el legendario rockero argentino recordando la historia de su exitosa canción.

Charly se emocionó al hablar de su familia. “Mi viejo era alucinante. Era ingeniero, físico-químico y realmente es un ídolo para mí. Con mamá hubo algunas diferencias, tuvo el mal tino de meterme en una clínica. Me identifico más con mi papá.”, dijo mientras miraba la foto colgada en la sala de estar de su casa.

También, al final de la entrevista, y con mucha sinceridad habló sobre su hijo Miguel, con quien ha tenido últimamente una relación difícil. “Mi hijo me salió muy rebelde. Me da mucha pena, pero es como que tiene dos costados, un lado muy dulce y otro muy agresivo. Es un excelente músico, toca muy bien y tiene un gusto musical muy refinado. Espero que nos volvamos a juntar.”

Un momento divertido de la entrevista fue cuando le pregunté que, si no fuera músico y un extranjero le consultara, quién diría que es el número uno del rock argentino. Charly me miró, soltó un simpático improperio muy argentino y me dijo: “Elegiría a Luis Alberto Spinetta como el mejor músico del rock nacional. Me cambió la cabeza porque creó una música alucinante e hizo que el rock en castellano no sonara vulgar. Causó revoluciones y fue muy influyente. En el caso de Cerati es la última cosa importante que salió de acá. Con Soda Stereo hizo cosas totalmente diferentes, otra concepción. Y qué decir de Fito. Cuando me mostró el primer disco, lo puso, lo escuché entero y cuando terminó, me arrodillé ante él”.

Los excesos de Charly pasaron al olvido. Se le ve tranquilo y muy enamorado de Mecha, una encantadora chica veinteañera que conquistó su corazón. “Le he encontrado el gusto a la paz. Antes vivía, de alguna manera, en guerra permanente. Al no sentirme comprendido, quería imponer mi idea de alguna forma. No sé por qué, pero esa forma agresiva creo que se me fue, la tengo adentro pero actualmente uso más la inteligencia… Estoy en la búsqueda de algo nuevo, como siempre, pero ahora busco un cambio más radical… tengo el desafío de competir conmigo mismo”, reflexiona el autor de “Rezo por vos”.

Reconocido tanto por sus canciones que han marcado a varias generaciones como por su carácter indomable que en más de una oportunidad lo han hecho protagonista de alguna controversia, Charly comenzó su carrera con Sui Generis, luego vinieron Serú Girán y La Máquina de hacer pájaros, bandas precursoras de su brillante carrera de solista, que en los ochenta, según los críticos, produjo una obra maciza y contundente. Un genio conocido por su mal genio que, en un segundo, puede pasar de la ira a la ternura. Con más de 40 discos en el cuerpo, ha sobrevivido a más de una ilegalidad y vive para contarla, y lo hace en CNN en Español.