Obama quiere la reforma migratoria a mitad de año
31 enero 2013
08:54 AM ET

Obama quiere la reforma migratoria a mitad de año

(CNN) — El presidente Barack Obama quiere lograr la reforma migratoria en Estados Unidos en la primera mitad de este año.

Dicho plazo representa una nueva meta para el mandatario, quien había señalado que quería los cambios durante el primer año de su segundo mandato.

"Estoy esperanzado de que esto se logre, y no creo que deba tomar muchos, muchos meses", dijo Obama en una entrevista con la cadena hispana Telemundo. "Creo que es algo que ciertamente debemos lograr este año, y me gustaría ver si podemos hacerlo pronto, en la primera mitad de este año si es posible".

Este martes, en un discurso en Las Vegas donde anunció su agenda, el mandatario señaló que “ahora es el momento” de la reforma.

De acuerdo con Obama, hay tres pilares para lograrla: reforzar las leyes de inmigración, proveer un camino hacia la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se encuentran en Estados Unidos y reformar el sistema legal de inmigración.

Su discurso llega un día después de que un grupo bipartidista de ocho senadores estableció su agenda de trabajo en la materia.

Pero existe un punto fundamental en el cual los legisladores y el presidente difieren: mientras que Obama busca “despejar” el camino para obtener la ciudadanía, los congresistas quieren un camino “duro pero justo” y solo después de reforzar la seguridad en la frontera.

El senador Marco Rubio, de Florida, criticó al presidente este martes por no establecer la seguridad fronteriza como una de sus prioridades.

Sin embargo, Obama dijo este jueves —en otra entrevista con la cadena Univisión—  que su gobierno ya “ha hecho más por la seguridad en la frontera en los últimos cuatro años que en los anteriores 20”.

“En realidad hemos hecho casi todo lo que los republicanos han pedido desde hace años como una condición para avanzar hacia una reforma de inmigración integral”, dijo.

“Queremos asegurarnos de que esta legislación provea un camino real”.

Cuestionado sobre por qué no se había reunido con los republicanos del grupo de trabajo, Obama dijo que si bien está dispuesto, los legisladores tienen un punto de vista distinto de lo que significan los acuerdos bipartidistas.

“A menudo sucede que los miembros del Congreso prefieren reunirse entre ellos para crear confianza entre republicanos y demócratas. Quieren apoyo de nosotros, pero a veces quieren algún soporte, y si quieren una reunión pública, si quieren una reunión privada, cualquier cosa necesaria para avanzar, estaremos dispuestos”:

Obama emitió el año pasado una orden ejecutiva de deportación diferida para algunos jóvenes indocumentados. Sin embargo, ahora busca una reforma que cambie toda la legislación.

“No soy un rey”, dijo en la entrevista con Telemundo. “Ya sabes, es mi trabajo como jefe del ejecutivo llevar a cabo esta ley… por eso necesitamos una reforma inmigratoria integral, para asegurarnos de una vez por todas, de forma que sea ratificada por el Congreso, que podamos decir que existe un camino hacia la ciudadanía”.

Pero si el Congreso no avala la ley “a tiempo”, Obama pretende enviar su propia ley en la materia.

Elwyn Lopez contribuyó con este reporte