Obama reprende a legisladores de EE.UU. que se oponen al control de armas
El mensaje de Obama se dirigió tanto a los legisladores como a los familiares de las víctimas de Newtown.
8 abril 2013
09:36 PM ET

Obama reprende a legisladores de EE.UU. que se oponen al control de armas

Por Ashley Killough y Kevin Liptak

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reprendió este lunes a los legisladores que se muestran renuentes a apoyar la legislación sobre el control de armas, diciendo que el apoyo abrumador del pueblo estadounidense hacia medidas como la revisión universal de antecedentes debe forzar la acción del Congreso.

El presidente habló en Hartford, no muy lejos del lugar donde fueron asesinados 20 niños, en la escuela primaria Sandy Hook, de Newtown.

Obama pidió leyes más estrictas de control de armas después de esa masacre, aunque las medidas que se proponen parecen estar estancadas en el Congreso.

Su mensaje de este lunes se dirigió tanto a los legisladores como a los familiares de las víctimas de Newtown, que viajarán a Washington con él, en el avión presidencial, para ejercer presión sobre la aprobación de la nueva ley de armas.

"Newtown, queremos que sepan que estamos aquí con ustedes", dijo Obama.

"No vamos a abandonarlas promesas que hemos hecho. Estamos tan decididos como siempre a hacer lo que debe hacerse".

Los estadounidenses tienen que lograr que los dirigentes tengan estándares más altos en el futuro, afirmó Obama, agregando que el tema debe superar la división política.

“Tenemos que esperar más de nosotros mismos”, dijo Obama. "Tenemos que esperar más del Congreso. Tenemos que creer que de vez en cuando ponemos de lado la política y simplemente hacemos lo correcto. Tenemos que creer eso”.

Se espera que el Senado estadounidense comience a debatir esta semana la legislación propuesta sobre las armas, sin embargo algunas fuentes del Partido Demócrata admiten que el proyecto todavía no tiene los 60 votos necesarios para superar una maniobra obstruccionista.

Una propuesta que está siendo considerada ampliaría la verificación de antecedentes a las ferias de armas y a las ventas por internet, pero no establecerá controles sobre las transacciones privadas, según múltiples fuentes de ambos partidos, que están familiarizadas con las conversaciones.

La poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) se opone rotundamente al proyecto de ley, al igual que un grupo de senadores republicanos.

Sin embargo, las encuestas más recientes muestran que una abrumadora mayoría de los estadounidenses están a favor de hacer un cambio en el sistema de verificación de antecedentes – un hecho que Obama resaltó este lunes.

"Si nuestra democracia está funcionando de la manera en que se supone, y el 90% está de acuerdo en algo, a raíz de una tragedia, se podría pensar que esto no sería una carga pesada", dijo Obama.

Los republicanos que se oponen a esa medida, dijo Obama, en esencia le están diciendo a los estadounidenses que su “opinión no importa”.

Algunos estados se han adelantado y han aprobado sus propias medidas de control de armas, incluyendo a Connecticut, que amplió su sistema de verificación de antecedentes.

El vicepresidente Joe Biden, que encabezó un grupo de trabajo que dio recomendaciones al Congreso, pronunciará un discurso este martes, para poner más presión a los legisladores, que regresan de su receso de dos semanas.