El negocio de vender armas para niños
Chipmunk vende armas diseñadas para niños.
5 mayo 2013
08:00 PM ET

El negocio de vender armas para niños

Por Aaron Smith, CNNMoney

(CNNMoney) — El disparo a una niña de dos años por parte de su hermano de cinco atrajo la atención hacia las pequeñas armas diseñadas para niños.

El arma utilizada en el incidente en Kentucky era una Crickett calibre .22 comercializada con el eslogan "Mi primer Rifle", de la empresa Keyston Sporting rms de Milton, Pennsylvania.

El rifle de solo un tiro utiliza el calibre más pequeño disponible y se vende en grandes tiendas como Wal-Mart, Cabela y Gander Mountain.

La página web de Crickett no estaba disponible este viernes debido a "dificultades", de acuerdo con el abogado representante de Keyston, John Renzulli. Pero el sitio de Chipmunk, otra marca de la firma, exhibe "armas de fuego de calidad para la juventud estadounidense", incluidos rifles .22 y pistolas, a través de fotografías que muestran a niños disparando. La página incluye una sección infantil.

Renzulli insistió en que la compañía no comercializa armas para niños.

"Nadie vende a los niños", dijo. "Se venden a los padres que las compran para los niños".

En su sitio, Wal-Mart señala a Crickett como "un rifle para la juventud", mientras que Gander Mountain lo describe como "un arma ideal para principiantes".

"Todas son ligeras y fácil para que los jóvenes las lleven al rancho y al bosque", se lee en la descripción de Cricket en el sitio de Cabela. "Es un arma de fuego divertida para que un tirador joven empiece", agrega.

Wal-Mart no comentó inmediatamente si su política de venta de armas para niños cambiará, mientras que Gander Mountain indicó que no hablará acerca de una posible actualización de sus políticas.

Sin embargo, informó que lanzó una campaña de responsabilidad para promover que las armas permanezcan lejos de "los menores, no entrenados y no autorizados". Cabela no respondió una solicitud de comentarios.

Lawrence Keane, vicepresidente y vocero para la Fundación Nacional de Deportes de Tiro, dijo que el mercado de armas de fuego juvenil representa una parte relativamente pequeña de la industria de armas, aunque es lo suficientemente grande como para tener varios participantes.

"Varios fabricantes hacen modelos juveniles de armas para que los padres los compren e introduzcan a sus hijos al tiro supervisado por adultos", dijo Keane. "Millones de familias en todo Estados Unidos participan en deportes de tiro como una actividad familiar recreativa. Los niños no pueden comprar armas de vendedores con licencia, por supuesto".

De acuerdo con la Fundación, datos federales muestran que las muertes no intencionales por armas de fuego que involucran a niños de 14 años y menores bajaron 78% en dos décadas, a 62 en 2008.

Brian Rafn, un analista de la industria de armas y director de la firma de investigación Morgan Dempsey Capital Management, describió el segmento de armas juveniles como una pequeña porción de un sector de 4,0000 millones de dólares. Es un "mercado fantasma", señaló.

La mayoría de los estados no libera licencias de caza para niños menores de 10 años, añadió.

"No conozco ningún estado, y he estado cazando por 30 años, que permita a un niño de cinco años armado en una sesión de caza en el bosque", dijo. "En Wisconsin, a donde voy a cazar, si un guardabosques te encuentra con un menor de cinco años con un arma, te arrestará".

Temas:
Secciones: Estados Unidos