(CNN Español) - Angel Cordero, de 32 años y de origen dominicano, visita la casa de sus amigos en la avenida Seymour de Cleveland todos los dias. Una casa que queda justo al frente de la vivienda de Ariel Castro, el hombre acusado de secuestrar y violar a tres mujeres.

El lunes 6 de Mayo, mientras Angel cenaba, escuchó los gritos de una mujer desde de lo que hoy se considera la "casa del horror". Pese a su propio temor, Angel entró en acción y logró rescatar a Amanda Berry, una de las víctimas de esta terrible historia. "¡Vámonos rápido porque si ese hombre regresa nos va a matar. Si me encuentra aquí me va a matar a mí", le dijo a Berry en aquel momento.

En el video puedes ver la entrevista completa que le hizo María Santana.