Rusia ocultó información sobre el supuesto terrorista de Boston
11 mayo 2013
10:57 AM ET

Rusia ocultó información sobre el supuesto terrorista de Boston

(CNN) — Rusia retuvo en 2011 detalles sobre el sospechoso de los atentados en el maratón de Boston, Tamerlan Tsarnaev, información que pudo haber alterado el curso de acción que siguieron las autoridades de Estados Unidos, dijo a CNN un funcionario de las fuerzas de seguridad estadounidenses.

Pese a que Rusia alertó a las autoridades estadounidenses sobre el posible extremismo de Tsarnaev, se reservó algunos hechos, como mensajes de texto en los que decía que tenía el deseo de unirse a un grupo militante, de acuerdo con la fuente.

La fuente dijo al Wall Street Journal que Estados Unidos también pudo haber retenido esos detalles por temor a divulgar sus fuentes de inteligencia y sus métodos.

En los textos, Tsarnaev escribió a su madre sobre su interés de unirse al movimiento militante que realizó los ataques contra Rusia en la región del Cáucaso, dijo a CNN la fuente de las fuerzas de seguridad.

Los rusos no transmitieron este mensaje a los funcionarios estadounidenses cuando dieron su reporte inicial de inteligencia sobre Tsarnaev, según la fuente.

El mes pasado, un funcionario de Estados Unidos con conocimiento de la investigación dijo a CNN que Rusia interceptó una comunicación entre la madre del acusado de los atentados en el maratón de Boston, el pasado 15 de abril, y alguien que podía haber sido su hijo en la que discutían sobre la "jihad" en el 2011. Esa fuente describió la conversación como vaga y dijo que los rusos entregaron la información al FBI en la última semana de abril.

El jefe del Comité de Inteligencia en el Congreso, Mike Rogers, de Michigan, dijo al Wall Street Jornal que la información reservada pudo haber cambiado la forma en que trabajaron los funcionarios estadounidenses.

El acceso a esos textos "habría permitido abrir una investigación para dar seguimiento a las comunicaciones (de Tsarnaev)", dijo. "Para mí, ahí fue donde realmente se derramó el vaso".

En el 2011, las autoridades rusas transmitieron a Estados Unidos su preocupación respecto a que Tsarnaev se estaba volviendo cada vez más radical. Los rusos también tenían dudas sobre la madre de Tsarnaev, Zubeidat Tsarnaev, según varias fuentes.

Pero el FBI no encontró evidencia de actividad extremista y cerró el caso, aunque lo nombres de los dos hermanos Tsarnaev y de su madre fueron colocados en una base de terroristas.

Al hermano mayor se le permitió viajar al año siguiente a la región de Rusia conocida por ser sede de grupos terroristas islámicos, y volvió a Estados Unidos tras seis misteriosos meses en el extranjero.

Los investigadores han dicho que están buscando posibles vínculos entre Tsarnaev y esos grupos.