El buen chico que quería ayudar y se convirtió en un monstruo asesino
25 mayo 2013
12:50 PM ET

El buen chico que quería ayudar y se convirtió en un monstruo asesino

(CNN) – Para algunos era un "buen chico", que era "amable y muy educado" y "sólo quería ayudar a los demás". Para otros se trata de un "loco ... animal" alguien que apuñaló brutalmente a un hombre a plena luz del día en las calles de Londres, luego intentó justificarlo y sugirió que sólo era el comienzo de una particular "guerra". Dos vastas descripciones, para una misma persona: Michael Adebolajo.

Aunque la policía británica no ha identificado públicamente a los detenidos por el sangriento crimen del soldado británico Lee Rigby, el pasado miércoles, uno de ellos no ocultó su identidad en un primer momento. Ese hombre – que llevaba un cuchillo de carnicero y uno grande de cocina en sus manos ensangrentadas – buscó la cámara de un teléfono móvil minutos después del ataque para justificar lo que él y otro hombre acababan de hacer.
 
"La única razón por la que maté a este hombre ... es porque los musulmanes están muriendo todos los días", dijo en un vídeo transmitido por la tarde por la afiliada a la CNN ITN. "Este soldado británico es un ojo por ojo, diente por diente".

El hombre insistió en que el pueblo británico debe forzar a su gobierno a retirar las tropas de "nuestra tierra" – una aparente referencia a los países mayormente musulmanes como Irak y Afganistán – o de lo contrario se vería más derramamiento de sangre. "Ustedes ya nunca estarán a salvo", dijo.

Amigos, conocidos y los medios de comunicación británicos identificaron al hombre de este vídeo como Adebolajo. No se le ha escuchado en público desde que hizo esos comentarios, mientras el cuerpo mutilado de Rigby yacía detrás de él.

Ni a él y ni al joven de 22 años de edad, sobre el que se abalanzó la policía armada, al llegar al lugar del ataque en el barrio de Woolwich, en el sudeste de Londres. Ambos fueron heridos de bala, y ahora están bajo vigilancia en el sur de hospitales de Londres.

Pero gente de su entorno ha explicado quién era Adebolajo, de 28 años, y, en algunos casos, por qué supuestamente hizo lo que hizo.

"Estaba dedicado al Islam y quería ponerse a su servicio y defenderlo", dijo uno de sus ex colaboradores en Al-Muhajiroun, un grupo británico de extremistas islámicos virulenta oposición a la intervención del Reino Unido en Irak y abiertamente apoyan a Al Qaeda.

Se trata de ciudadano británico de ascendencia nigeriana, que nació en una familia católica. Hace por lo menos una década, se convirtió al Islam.

El periódico The Guardian informó de que asistió a la Escuela Marshall Park, Havering Sixth Form College, y luego a la Universidad de Greenwich.

Una ex novia suya le contó a The Independent que Adebolajo es "muy amable y muy educado", diciendo que ella no detectó nada que pudiera sugerir que era capaz de la terrible violencia que demostró.

El clérigo sirio Omar Bakri Mohammed, fundador de Al-Muhajiroun a finales de 1990, dijo por teléfono desde Trípoli, Líbano, que estaba familiarizado con el hombre al que conocía por su nombre musulmán, Mujahid.

Adebolajo había quedado particularmente impresionado de que el Islam fuera una hermandad entre todas las razas "blancos, negro y árabes", dijo Bakri. Él lo describió como "tranquilo y tímido" y muy respetuoso.

Adebolajo tenía dos esposas, con quien se casó al mismo tiempo, durante una ceremonia religiosa, dijo el ex colaborador, quien aseguró que se encontraba entre los asistentes. Al-Muhajiroun con frecuencia realiza ceremonias de matrimonio para sus seguidores que no son registradas por el gobierno británico.

Abu Bara señaló en una entrevista que había sido amigo de Adebolajo durante siete años. Lo describió como un hombre "muy cuidado" que "sólo quería ayudar a todo el mundo". Tenía hijos, y era especialmente apasionada en su fe, así como su deseo de protegerla y a sus compañeros y seguidores.

"Él siempre ha estado muy preocupado por los asuntos de los musulmanes y las personas que son oprimidas," Bara dijo a CNN. "Y nunca podía tolerar que nadie crease seres oprimidos."

Adebolajo asistió a varias conferencias de las que Bakri Mohammed, el clérigo radical, dio en Londres desde 2003 hasta 2004. De hecho, Bakri Mohammed dijo que Adebolajo estaba a su lado en una serie de protestas en Al-Muhajiroun contra la guerra en Irak en aquella época.

Una de esas charlas a las que asistió se celebró en un centro comunitario en Woolwich – el barrio donde Rigby murió – recordó Bakri Mohammed, que señaló que el grupo se reunió en esos lugares porque no les permitieron hacerlo en mezquitas.

La gran mayoría de los musulmanes británicos rechazan las opiniones de Bakri Mohammed – al que no se le ha permitido volver a Reino Unido desde los atentados del metro de Londres de 2005. Su grupo está prohibido desde entonces, aunque ha seguiro operando bajo diferentes formas.

Sus líderes promueven la idea de que el gobierno británico está en guerra con el Islam, pero han tenido el cuidado de no cruzar las líneas rojas legales que les implican para considerar que incitan al terrorismo.

Bakri Mohammed, dijo que, aunque no tuvieron mucha relación, Adebolajo destacaba porque era un nuevo converso a la religión. "Tenía una comprensión literal del Islam", señaló.

Incluso después de Bakri Mohammed dejara Inglaterra, Adebolajo se mantuvo activo en los círculos Islam. El líder musulmán radical británico Anjem Choudary dijo a CNN que él conocía a Adebolajo, señalando que el sospechoso asistió manifestaciones y algunas conferencias organizadas por el grupo de Choudary Al-Muhajiroun.

De hecho, un vídeo de ITN de abril de 2007 muestra Adebolajo de pie detrás de Choudary en una manifestación en protesta por la detención de varios hombres que supuestamente hicieron discursos incendiarios dentro de una mezquita.

Hace dos o tres años, los líderes de Al-Muhajiroun han dicho que Adebolajo se alejó del grupo. El ex socio – quien vio por última vez en 2005 Adebolajo – sospecha que esta ruptura podría estar relacionada con el ataque de esta semana en Woolwich.

"Lo que suele suceder es que algunos de los miembros del grupo comienzan a ver a Al-Muhajiroun como mucha charla y poca acción", dijo. "Así que abandonan el grupo, y luego hacer algo", concluyó.

Temas: ,
Secciones: Mundo • Noticias • Reino Unido