(CNN Español) - La Corte Suprema de Justicia de El Salvador negó a una joven identificada como "Beatriz" la posibilidad de practicarse un aborto terapéutico, prohibido por las leyes de ese país, pese a que la joven de 22 años está muy enferma y espera un feto anencefálico que morirá después de nacer.

La presión de los organismos feministas no logró que los magistrados de la Sala de lo Constitucional permitieran que Beatriz se practicara un aborto terapéutico.

La joven había solicitado la interrupción de su embarazo debido a que padece lupus, una enfermedad que afecta el sistema inmunológico y porque según los médicos su bebé nacerá sin cerebro y morirá minutos después.

"La Constitución establece con claridad que existe vida desde el momento de la concepción y por tanto cualquier cosa que atente contra la vida es asesinato”, dijo Rodolfo Parker, diputado por el Partido Demócrata Cristiano, al respaldar la decisión de la Corte.

Milena Calderón, diputada del Partido Arena, también secundó la decisión diciendo que “tiene la obligación de cumplirse lo que dice la sala de lo Constitucional y al haber rechazado la petición de Beatriz ella debe mantener su embarazo”.

Por su parte, las organizaciones de mujeres que realizaron varias manifestaciones a favor de Beatriz lamentaron la decisión de la Corte Suprema y criticaron la demora en emitir el fallo.

“Tiene que haber un tiempo prudencial que no sea prácticamente mes y medio como hasta ahora llevamos para poder hacer un análisis serio, porque tampoco podía ser algo "express", eso nosotros no lo podemos avalar de ninguna manera porque eso no sería serio".