(CNN) - Después de horas de espera y una gran expectación, el príncipe Guillermo y su esposa Catalina, la duquesa de Cambridge, presentaron  este martes a su hijo recién nacido.

"Es muy especial", dijo el príncipe ante la multitud congregada frente al hospital St. Mary's. "Se parece a ella, afortunadamente", bromeó Guillermo mientras sostenía en brazos al pequeño.

Momentos después, la pareja abandonó en medio de vítores y aplausos el hospital, un día después de que Catalina diera a luz. Todavía se desconoce el nombre que pondrán al niño, el tercero en la línea de sucesión al trono británico.

El bebé nació el lunes a las 4:24 p.m. local, y tuvo un peso de 3,8 kilogramos. Los nuevos padres pasaron la noche en el Ala Lindo del hospital.

El príncipe Carlos acudió este martes al hospital para conocer a su primer nieto, acompañado de su esposa Camila, la duquesa de Cornualles. En declaraciones a la prensa dijo que el bebé era "maravilloso".

Los padres de Catalina, Carole y Michael Middleton, hicieron la visita más temprano. Carole Middleton declaró que el pequeño era "absolutamente hermoso".

Agregó que tanto la mamá como el niño estaban "realmente bien" y que tanto ella como su esposo estaban "emocionadísimos" de ser abuelos.

Guillermo y Catalina agradecieron al personal del hospital por el "tremendo cuidado" que recibieron, en un comunicado emitido por el Palacio de Kensington.

"Sabemos que ha sido un período muy ocupado para el hospital y nos gustaría darles las gracias a todos, personal, pacientes y visitantes, por su comprensión durante todo este tiempo", dijeron.

Campanas y salvas

Los guardias en el Palacio Buckingham tocaron la canción de Cliff Richard Congratulations, para conmemorar el nacimiento del bebé real en el Cambio de Guardia. La ceremonia militar, muy popular entre los turistas, involucra a los nuevos guardias intercambiando deberes con los viejos guardias en el patio del palacio.

Las multitudes se reunieron de nuevo afuera del palacio, un día después de que se amontonaran para ver la nota formal que anunciaba el nacimiento del bebé.

Las pistolas de salva también se dispararon la tarde de este martes para recibir al nuevo heredero real. La Artillería Real a Caballo de la Tropa del Rey en Green Park lanzó 41 rondas, mientras que la Compañía Honorable de Artillería en la Torre de Londres disparó 62 rondas.

Al mismo tiempo las campanas de la Abadía de Westminster, donde Guillermo y Catalina se casaron en abril de 2011, comenzaron a repicar, para mantenerse con la tradición real, y continuaron durante más de tres horas.

La noticia del nacimiento del bebé, anunciada aproximadamente cuatro horas después de que ocurrió este lunes, generó aclamaciones y celebraciones entre multitudes de simpatizantes afuera del Palacio Buckingham. Al menos un grupo de simpatizantes llevó flores, champagne y una tarjeta para los duques de Cambridge.

Las celebraciones de la llegada del nuevo príncipe; cuyo título será Su Alteza Real el Príncipe (el nombre del bebé) de Cambridge, fueron difíciles de perderse en la capital.

Las fuentes en la Plaza Trafalgar se tiñeron de azul, la Torre BT, un punto destacado de Londres, destelló las palabras “Es niño”, y el London Eye fue iluminado en los colores patrióticos rojo, blanco y azul.

Un poco más lejos, en Canadá (donde la monarca británica es la jefa de estado) puso de color azul un lado de las Cataratas del Niágara para conmemorar el nacimiento, y la Torre CN en Toronto se iluminó del mismo color.

Las apuestas del nombre

El bebé es el tercero en línea al trono que ahora ocupa la reina Isabel II. Su hijo, Carlos, le sucederá, seguido de su hijo, Guillermo.

Hay muchas apuestas mientras la espera continúa para que se anuncie el nombre del bebé. La casa de apuestas Landbrokes tiene a Jaime como favorito, seguido de Enrique y Jorge, Felipe, Alejandro y Ricardo.

El nombre del bebé podría anunciarse cuando la familia deje el hospital, reportó Foster de CNN. El nombre de Guillermo se anunció unos días después de su nacimiento, el de su hermano Enrique cuando salió del hospital.

Algunos padres británicos retrasaron el nombramiento de sus recién nacidos en días recientes con la esperanza de copiar o evitar el nombre real, dijo.

Fue una larga espera para los medios que acamparon fuera del Hospital St. Mary, pero cuando finalmente llegó la noticia del nacimiento, la emoción en ese momento fue enorme.

El periódico The Sun, el tabloide más vendido de Gran Bretaña, cambió su cabecera este martes a The Son (El hijo) para conmemorar la ocasión, y encima una fotografía del anuncio oficial del nacimiento, mientras que The Daily Express y The Telegraph pusieron “Es niño” en sus primeras planas.

Con pan bajo el brazo

Se espera que el nacimiento de la realeza sea bueno para los negocios.

El Centro de Investigación en Tiendas Minoristas de Reino Unido estima que las tiendas venderán 121 millones de dólares en juguetes y recuerdos relacionados con la realeza. La mercancía va desde cubiertas de pañal hasta ropa y una “bacinica de príncipe”, que por supuesto tiene forma de trono.

En Twitter, los temas relacionados con el bebé real saltaron a la cima de la lista de tendencias en Reino Unido la mañana de este lunes. A nivel mundial, hashtags como #RoyalBabyBoy y #Will&Kate fueron tendencia a finales de este lunes.

Facebook registró más de 3,5 millones de menciones relacionadas con el bebé real desde la entrada de Catalina al hospital a principios de este lunes, con el mayor tráfico en los minutos después del anuncio del nacimiento.

En honor a los tiempos modernos, Clarence House pidió que las personas enviaran noticias e imágenes de cualquier otro nacimiento con el hashtag #WelcometotheWorld.