7 cosas que aprendimos del encuentro entre Lindsay Lohan y Oprah
19 agosto 2013
02:59 PM ET

7 cosas que aprendimos del encuentro entre Lindsay Lohan y Oprah

Por Lisa Respers France, CNN

(CNN) - El esperado encuentro entre Oprah Winfrey y Lindsay Lohan, después del último período en rehabilitación de la joven actriz, se produjo el domingo por la noche.

Durante una hora, Lohan se mostró coherente y cómoda respondiendo preguntas en “Oprah’s Next Chapter”.

Grabada cuatro días después de que abandonara su sexta rehabilitación, Lohan empezó la entrevista afirmando el deseo de compartir su verdad.

Luciendo más saludable que de costumbre, la actriz se refirió a sí misma como una “adicta” casi inmediatamente y tocó todos los temas, desde sus drogas preferidas hasta la relación con sus padres.

Al ser 7 un número de la suerte y haber tanta gente que le desea lo mejor, aquí van 7 cosas que aprendimos de la esperada entrevista:

1) Lohan quería ir a prisión aquella primera vez

Oprah nos recordó que el 6 de julio de 2010, Lohan violó su libertad condicional al faltar a sus sesiones para combatir el consumo de alcohol. Fue sentenciada a 90 días en prisión, pero solo permaneció allí dos semanas por sobrepoblación.

La actriz dijo que ser una adicta y estar rodeada por tanto caos la hacía “tener algo de ganas” de ir a la cárcel.

“Creo que era para tener algo de paz”, dijo Lohan. “Nunca olvidaré el momento en que fui sentenciada”, agregó.

2) El alcohol es su droga de elección, no la cocaína

Según Lohan, el alcohol representa para ella un problema mucho más grave que la cocaína, pese a las muchas bromas que sugieren lo contrario.

Lohan le aseguró a Winfrey que solo había consumido cocaína entre “10 y 15 veces” y que nunca lo disfrutó. El atractivo de la droga, dijo, era que le permitía seguir consumiendo alcohol.

“La cocaína era algo de las fiestas. La gente la consumía y yo hacía lo mismo”, indicó. “Iba de la mano con la bebida”.

Lohan también reveló que ya no toma Adderall, aunque confesó que el estimulante la “hundió”.

Según afirmó, hoy solo toma vitaminas y Nexium, para el reflujo ácido.

3) Admite que ha sido un desastre

Lohan dijo que odia ser conocida, como señaló Winfrey, “por su mala conducta y por ser una niña estrella que terminó mal”. No es lo que ella deseaba ser.

Pero dice que puede cambiar esa percepción.

“Mientas me mantenga honesta conmigo misma y haga el trabajo que estoy dispuesta a hacer, no hay nada que pueda cruzarse en mi camino”, dijo Lohan. “Soy mi peor enemigo y lo sé”, añadió.

4) Sus problemas empezaron con “Chicas pesadas”

Después del éxito de varias películas, incluyendo “Juego de gemelas” y “Herbie: a tope”, Lohan empezó a ganar 7 millones de dólares por trabajo. Fue tras “Chicas pesadas”, que la entonces actriz de 18 años decidió mudarse a Los Ángeles. Allí empezó la debacle, no supo cuidar su dinero y se juntó con malos círculos de personas.

Ante la pregunta de quién la guió en aquel momento, la actriz se sinceró: “Ahora que lo pienso, nadie”.

5) Lohan es muy espiritual

“Me siento llena”, dijo Lohan sobre cómo se sentía después de su último paso por rehabilitación.

“Soy una persona muy espiritual y me he vuelto más espiritual con el tiempo”, señaló. “Hay tantos poderes más grandes que yo en el mundo. He sido lo suficientemente bendecida y afortunada de poder compartir con otras personas este regalo que he recibido”, agregó.

6) No culpa a sus padres

Lohan aseguró que ama a sus padres y que mantiene una relación cercana con ambos, pese a la ocasión en que su padre grabó una llamada en la que Lindsay acusaba a su madre de usar drogas. Michael Lohan difundió la grabación, que rápidamente se viralizó.

Lohan dijo que le mintió a su padre durante aquella conversación, ocurrida tras una pelea con su madre. La actriz indicó no estar segura por qué fue “traicionada” por su padre, pero reconoció que hoy sus padres se llevan bien.

“Mis padres no son responsables por mis malas decisiones”, afirmó.

7) “Me siento distinta”

Lohan dijo que entiende que es percibida como alguien que ha recibido muchas oportunidades, pero expresó lo que pareció un sincero deseo de volver a trabajar, “la cosa que me ha hecho más feliz”.

Le dijo a Oprah que está lista para trabajar muy duramente y demostrarse a sí misma como lo ha hecho en el pasado. “Tengo que recuperar la confianza de la gente en mi carrera”, señaló.

“Me siento distinta. Ya no quiero todo aquello que quise antes”, concluyó Lohan.

¿Qué te parecen las declaraciones de Lohan? ¿Crees que ya ha superado esta etapa tormentosa? Cuéntanos en los comentarios.