2 septiembre 2013
09:04 AM ET

La crisis en Siria: El mundo espera un posible ataque por parte de EE.UU.

Por Holly Yan y Ashley Killough

(CNN) – Las pruebas que recogió la ONU sobre el presunto uso de armas químicas utilizadas en Siria serán enviadas al laboratorio este lunes, pero para algunos la respuesta puede ser solo una formalidad.

El presidente de Estados Unidos dijo que no hay duda de que el gobierno de Siria mató a cientos de civiles en un ataque con armas químicas. Las pruebas independientes revelaron "muestras de gas sarín" en sangre y cabello de ciudadanos sirios, dijo el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

Barack Obama quiere que el Congreso autorice ataques limitados contra objetivos sirios, pero algunos legisladores han enfurecido con la idea de quedar atrapados en otro conflicto en el extranjero.

Mucho está en juego en lo que Estados Unidos decida hacer. Gran Bretaña votó en contra de tomar cualquier acción militar contra Siria y Francia dijo que no actuará sin el gobierno estadounidense como aliado.

Eso significa que si Estados Unidos quiere atacar a Siria, tal vez tenga que hacerlo solo.

Sin embargo, Rusia descartó las pruebas de EE.UU. "No estamos totalmente convencidos de (las pruebas de) nuestros compañeros de EE.UU., así como lo han demostrado Gran Bretaña y Francia", dijo el canciller ruso Sergey Lavrov, según declaraciones recogidas por la agencia RIA Novosti.

El régimen del presidente sirio, Bachar al Asad pidió este lunes a la ONU que intervenga.

"El gobierno sirio pide al secretario general de la ONU asumir sus responsabilidades para prevenir cualquier agresión contra Siria", informó la agencia árabe siria de noticias.

Por ahora, Siria parece a salvo de las sanciones de la ONU. Es poco probable que el Consejo de Seguridad de la ONU autorice ataques militares contra Siria, ya que dos de sus miembros —Rusia y China— han bloqueado todos los esfuerzos para tomar medidas contra su aliado.

Navíos de EE.UU. en el Mar Rojo

Cinco buques de la Marina de EE.UU. llegaron al Mar Rojo, informó un oficial este lunes.

Un segundo funcionario descartó el uso del portaviones USS Nimitz para las operaciones de combate en Siria, pero que la llegada de este buque en la región representa un gran apoyo.

Un nuevo hackeo a las fuerzas armadas

El Ejército Electrónico de Siria, a favor del régimen de al Asad, aparentemente hackeó el sitio web de reclutamiento de la Marina de Estados Unidos, marines.com, donde publicó una carta para pedirle a los marinos a no atacar a Siria.

"Queridos marinos de Estados Unidos. Este es un mensaje escrito por nuestros hermanos en el ejército sirio, que han peleado en Al Qaeda por tres años", se lee en el mensaje. "Obama es un traidor que quiere poner sus vidas en peligro contra los insurgentes de Al Qaeda".

El mensaje termina con "ustedes son más que bienvenidos a pelear de nuestro lado que contra ustedes. Sus hermanos, los soldados de la Armada siria. Un mensaje entregado por SEA".

El juego de la espera

Mientras que los informes de inteligencia británicos y estadounidenses señalaron que en el ataque del 21 de agosto se usó armas químicas, funcionarios de la ONU insistieron en la importancia de esperar un informe oficial de los inspectores de la ONU.

Los inspectores abandonaron Siria este sábado, con pruebas que determinarán si se usaron armas químicas en el ataque del mes pasado. Pero la ONU descartó poner una fecha sobre cuándo se completarán estas pruebas.

"Se está haciendo lo más rápido que se puede hacer dentro de las limitaciones científicas", dijo Martin Nesirky, portavoz del secretario general Ban Ki-moon.

Los resultados de las pruebas independientes mantienen firmes sospechas de que el régimen de al Asad mató a civiles en los bastiones de la oposición, dijo la administración del presidente Obama.

"Sabemos que el régimen ordenó este ataque, sabemos que se prepararon para ello", dijo Kerry. "Sabemos de dónde vinieron los cohetes. Sabemos dónde aterrizaron. Sabemos del daño que se hizo después. Hemos visto las escenas de horror en todas las redes sociales, tenemos pruebas de ello en otras formas, y sabemos que el régimen trató de ocultarlo después, por lo que el caso es realmente abrumador".

Pero el gobierno estadounidense se enfrenta a la resistencia de los legisladores, incluso ante el Congreso que oficialmente está de vuelta el 9 de septiembre.

Cerca de 100 miembros de la Cámara y el Senado regresaron antes de su descanso para la reunión de altos funcionarios del gobierno, de acuerdo con los miembros que asistieron a la reunión. Muchos de los legisladores —republicanos y demócratas por igual— dejaron la sesión con gran preocupación por el lenguaje de la propuesta del presidente.

Obama no tiene que obtener la aprobación del Congreso para lanzar una acción militar; bajo la Resolución de Poderes de la Guerra de 1973, un presidente puede iniciar un ataque, siempre y cuando se notifique al Congreso dentro de 48 horas.

Pero eso es una ley en Estados Unidos. A nivel internacional, una ataque liderado por Obama contra Siria podría ser considerado ilegal.

Una carta de las Naciones Unidas en general no permite a los países atacar a otras naciones a no ser en defensa propia o con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, ninguno de los cuales es el caso de Siria.

Para ayudar a solucionar el problema legal, el gobierno de Obama pidió el fin de semana al Congreso aprobar una propuesta de autorización para el uso de la fuerza militar.

La aprobación del Congreso no resolvería el problema con el derecho internacional, dijo un alto funcionario del gobierno, sino que aumentaría la legitimidad de la acción militar.

Siria niega las afirmaciones

El gobierno sirio negó el uso de armas químicas en el ataque del 21 de agosto, acusó a los yihadistas que luchan con los rebeldes del acto como un esfuerzo por convertir los sentimientos globales contra el régimen.

Maria Saadeh, un miembro del parlamento de Siria , dijo el domingo a CNN que no ve ninguna justificación para un ataque de EE.UU. en Siria. "No hay ninguna legitimidad para hacer este ataque", y acusó a los grupos rebeldes de la utilización de armas químicas y de cometer otros crímenes contra la humanidad.

Evan Perez, Sarah Chiplin, Barbara Starr, Dana Bash, David McKenzie, Khushbu Shah y Mohammed Tawfeeq contribuyeron con este reporte.

Temas:
Secciones: Estados Unidos • Mundo • Siria • Video