Por Brian Stelter, CNNMoney

(CNNMoney) - Netflix adopta el arte de las "maratones", conforme busca vender más suscripciones durante las fiestas.

Harris Interactive realizó una encuesta para Netflix, que fue publicada el viernes, en donde encontró que a una mayoría de los espectadores de la televisión transmitida por internet en Estados Unidos les gusta darse maratoneso atracones de televisión —la acción de ver episodios de series de televisión uno tras otro– y sentir que esto hace las series más agradables.

La encuesta también podría ayudar a Netflix (NFLX) a redefinir lo que significa ver programas de televisión en exceso. Los medios, entre ellos me incluyo yo, han tendido a retratar el ver programas en exceso como un deporte extremo, mediante la promoción de ejemplos de sesiones de visualización de 12 a 24 horas.

Sin embargo, la mayoría de los atracones en Netflix y otros servicios de transmisión de programas ocurren de forma más casual. En la encuesta de Harris, la mayoría de los encuestados dijeron que definen los maratones como "ver un puñado de episodios (entre 2 y 6 episodios) del mismo programa de televisión de una sola sentada".

Los resultados sugieren que esas sesiones maratónicas de atracones podrían encontrarse en el extremo del espectro de visión. Después de todo, ver tres episodios de "Scandal" es mucho menos ambicioso que ver de una sola vez las cinco temporadas de "Breaking Bad".

La encuesta también descubrió que la audiencia no se siente culpable de hacer maratones, un concepto impregnado de connotaciones negativas en otros contextos. Casi tres cuartas partes de los que respondieron a la encuesta dijeron tener "sentimientos positivos hacia ver programas en exceso".

La encuesta de Harris se realizó en línea entre 3.078 adultos en Estados Unidos a finales de noviembre. Alrededor de la mitad de la muestra se identificó como espectador de transmisión de televisión. Junto con la encuesta, Netflix dijo que contrató a Grant McCracken, antropólogo cultural y autor, para observar cómo los espectadores de televisión en EEUU y Canadá interactúan en la actualidad con el medio.

"Darse atracones de programas de televisión no es imprudente o indulgente", dijo McCracken en un correo electrónico. "Es una forma inteligente e incluso contemplativa de ver cierto tipo de televisión. En especial si es buena televisión".

Dentro del subconjunto de los encuestados que transmiten televisión, un 76% describió los maratones de televisión como "un refugio bienvenido de sus ajetreadas vidas". El estudio descubrió que un 38% de los encuestados normalmente se dan atracones de televisión solos, mientras que un 51% dijeron que prefieren hacerlo acompañados.

La decisión de encargar la investigación destaca el deseo de Netflix de que haya una mayor adopción de televisión transmitida por internet, a la carta. La empresa también podría utilizar la investigación para respaldar sus reñidas negociaciones con los proveedores de programación. Esos proveedores, en algunos casos, han buscado imponer restricciones en el horario y la forma como Netflix puede transmitir programas.

Ted Sarandos, el jefe de contenidos de la empresa, dijo en una declaración que "nuestra información de visualización muestra que la mayoría de quienes transmiten los programas preferirían tener una sola sesión de un programa disponible para ver a su propio ritmo".

Si bien Netflix se encuentra entre los primeros y más agresivos en adoptar horarios de lanzamientos que permiten a los consumidores darse atracones, las acciones de la empresa también sugieren que todavía hace algunos ajustes a la estrategia.

A principios de diciembre, Netflix anunció que no publicaría completa la primera temporada de "Turbo: FAST" de una sola vez. En cambio, Netflix dijo que estrenaría cinco episodios de la serie infantil el 24 de diciembre y luego estrenaría otros conjuntos de episodios -los llama "contenidos"- en otras fiestas.

Otras empresas también han experimentado con estrategias de estrenos. Cuando el servicio de transmisión por internet de Amazon (AMZN, Fortune 500) estrenó su primera serie original "Alpha House", tuvo los primeros tres episodios disponibles de inmediato, y luego repartió el resto en una base semanal.