(CNN) - Un técnico de aviación planeaba conducir un coche cargado de explosivos y hacerlo detonar en el aeropuerto de Wichita, Kansas, según reportaron agentes federales este viernes.

El hombre, Terry Loewen, de 58 años, quien trabajaba en el aeropuerto de Wichita, fue detenido alrededor de las 6:40 am ET "cuando trató de abrir una puerta de seguridad con su pase," dijo el procurador Barry Grissom. Tenía la intención de conducir el vehículo a la pista y detonar explosivos en un atentado suicida, dijo.

Por fortuna, los explosivos resultaron falsos, aunque Loewen creía que eran reales. "De hecho, estos explosivos eran inertes, y no fueron una bomba que iba a explotar", dijo Grissom, quien agregó que el perímetro del aeropuerto nunca fue violado y "nadie estuvo en peligro."