24 abril 2014
06:37 PM ET

Crece tensión en Ucrania tras la muerte de cinco militantes prorrusos en Slavyansk

(CNN) — Las fuerzas de seguridad de Ucrania mataron a cinco militantes durante las operaciones para acabar con las barricadas prorrusas en Slavyansk este jueves, informó el Ministerio del Interior de Ucrania, en medio de un aumento de la violencia en el país.

Al mismo tiempo, Rusia y Occidente continuaron su guerra de declaraciones sobre el manejo de la crisis.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que la operación militar llevada a cabo por las autoridades de Kiev en contra de los manifestantes en el este de Ucrania era un "delito muy grave" que tendría consecuencias.

"Si el régimen de Kiev ha comenzado a utilizar al Ejército en contra de la población dentro del país, sin lugar a dudas es un delito muy grave", dijo Putin en un foro de medios de comunicación este jueves, según el canal de televisión estatal Russia 24.

Versiones contradictorias han surgido sobre el número de bajas en el este de Ucrania.

El gobierno de Kiev confirmó operaciones para disolver tres retenes cerca de la ciudad y dijo que sus fuerzas mataron a cinco militantes prorrusos. Un policía también resultó herido, según el Ministerio del Interior.

Pero Stella Horosheva, vocera del autoproclamado alcalde de Slavyansk, dijo que el ataque en el puesto de control carretero improvisado causó la muerte de un militante prorruso y otro resultó herido.

El Ministerio del Interior informó que fueron distribuidos folletos con un llamado "a la población a mantener la paz, no salir de sus casas, mantener a los niños adentro, no reaccionar ante la provocación y no obedecer órdenes ilegales emitidas por las autoridades autodesignadas ilegalmente".

El gobierno acusó al autoproclamado alcalde de Slavyansk, Vyacheslav Ponomariov, de amenazar con matar a cualquiera que posea el volante.

Los informes de amenazas contra residentes en Slavyansk no han sido confirmados por CNN de forma independiente.

En la región de Donetsk, donde los manifestantes prorrusos han intentado declarar la independencia de su territorio de Ucrania, hombres armados abrieron fuego contra una unidad militar ucraniana durante la noche.

Un soldado de Ucrania resultó herido en el asalto en la ciudad de Artemivsk, informó el Ministerio de Defensa de Ucrania este jueves.

Pero las fuerzas de seguridad repelieron el ataque y mantuvieron el control de las instalaciones, dijo el ministerio.

El ministro del Interior, Arsen Avakov, denunció en su página de Facebook a un grupo de unos 70 atacantes por el intento de toma de armas de la unidad.

Reclamos cruzados en Mariupol

Tanto el gobierno como los separatistas prorrusos se adjudicaron la victoria en la oriental ciudad de Mariupol este jueves.

El presidente interino de Ucrania, Oleksandr Turchinov, abrió una reunión del Parlamento con el anuncio de que el ayuntamiento había sido liberado.

El ministro del Interior, Arsen Avakov, escribió en su página de Facebook que no hubo muertes durante la operación, y que el Ministerio del Interior estaba haciendo los preparativos para que los empleados puedan volver a trabajar.

Pero la manifestante prorrusa Irina Voropayeva, que está en Mariupol, contradijo a ambos.

Durante la incursión a la alcaldía no hubo desalojo de los manifestantes, dijo. Algunos de los ocupantes resultaron heridos mientras luchaban contra los agresores, a quienes identificó como matones ucranianos de extrema derecha.

El Ministerio del Interior de Ucrania más tarde dio su versión de los hechos en su sitio web.

Un grupo de 30 personas armadas con bates de beisbol entró en el ayuntamiento durante la madrugada de este jueves y exigió que los ocupantes se fueran, dijo. Cuando los dos grupos se enfrentaron, la policía trató de separarlos. Cinco personas resultaron heridas.

Deterioro diplomático

Hace una semana, los cancilleres de Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y Ucrania se sentaron en una mesa en Ginebra para negociar un acuerdo de cese a la violencia.

Eso aparentemente ha sido ignorado, ya que el distanciamiento entre las partes involucradas crece, y Rusia y Occidente se acusan mutuamente de frustrar el acuerdo por entrometerse en los asuntos de Ucrania.

Este jueves, los líderes de Estados Unidos y Rusia intercambiaron nuevos reclamos.

El gobierno interino en Kiev debe actuar para desarmar a los ultranacionalistas de derecha responsables de la violencia en Ucrania, dijo el canciller ruso Sergey Lavrov.

La exsecretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, reprochó al presidente ruso Vladimir Putin sobre la situación en Ucrania, al hablar en la Universidad de Connecticut el miércoles.

Ella lo acusó de "tratar de hacer volver” los días de la Unión Soviética. "Creo que Rusia va a pagar un alto precio por esto", dijo.

Victoria Butenko, Ben Brumfield, Laura Smith-Spark, Alla Eshchenko, Gul Tuysuz, Arkady Irshenko, Boriana Milanova y Gabe LaMonica colaboraron con este reporte.

Kerry acusa a Moscú de sabotear la paz

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo el jueves que mientras el gobierno de Ucrania "está dando pasos tangibles" para aplicar el acuerdo de Ginebra, "Rusia se ha negado a dar un solo paso concreto en la dirección correcta".

"Está claro que sólo un lado, un país, mantiene su palabra", dijo Kerry, acusando a Rusia de haber cometido "sabotaje", "hacer declaraciones escandalosas" y usar "propaganda" en lugar de un lenguaje productivo para difuminar la crisis.

Rusia se enfrenta a "una opción" en Ucrania: ayudar a calmar la situación en ese país o continuar su curso actual y pagar por ello, dijo Kerry. "Si Rusia sigue en esta dirección, no sólo será un grave error, será un error costoso".


Secciones: Estados Unidos • Mundo • Rusia • Ucrania