(CNN Español) - La situación en Gaza es catastrófica.

La ONU dice que se trata de una carnicería y le pide al mundo que tome alguna acción para detener el baño de sangre.

Hay centenares de miles personas sin luz; no hay agua, ni comida; más de 1.300 familias lloran sus muertos y los hospitales no dan abasto para atender a los heridos; otro tanto perdieron sus casas por la fuerza de los bombardeos.

Pareciera que no hay lugar donde la población civil pueda sentirse segura.

Del lado israelí han muerto 56 soldados y 3 civiles.

América Latina está reaccionado ante el poderío israelí y países como Chile, Perú, Brasil y Ecuador han llamado a sus embajadores.

Este miércoles, otra escuela de la ONU, que sirve de refugio, fue impacta por los cohetes de Israel.

Y un cese del fuego de cuatro horas para distribuir ayuda humanitaria fue interrumpido poco después de entrar en vigor.

"Ventana humanitaria"

Israel autorizó una "ventana humanitaria" de cuatro horas este miércoles en Gaza después de que una escuela de la ONU fuera atacada.

Esta tregua no aplicó a áreas donde soldados israelíes continúan operando, e Israel "responderá a cualquier intento de utilizar esta ventana para atacar" a civiles y tropas, indicaron las Fuerzas de Defensa de Israel.

Los residentes aún necesitan evitar áreas en las que se ha pedido evacuar, indicó la milicia israelí.

Lee: 10.000 cohetes, 32 túneles, 1,8 millones de personas... El conflicto de Gaza en cifras