Por Aaron Smith

(CNNMoney) — Después de años de controversia alrededor del tratamiento de sus trabajadores en las fábricas, Apple decidió el jueves eliminar el uso de dos químicos tóxicos en su proceso de fabricación.

Lisa Jackson, vicepresidenta de iniciativas ambientales en Apple dice que la empresa de computación prohibirá el uso de benceno y n-hexano en el ensamblaje de sus productos electrónicos.

El benceno es un carcinógeno asociado con la leucemia, y los trabajadores que están expuestos a altas concentraciones de n-hexano en grandes dosis pueden desarrollar lesiones en los nervios, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Jackson dijo que la empresa recientemente “recibió algunas preguntas” sobre si los químicos eran utilizados en Apple. Así que envió a investigadores a las 22 fábricas de Apple y “no encontró evidencia de que la salud de los trabajadores estuviera en riesgo”.

Dijo que las restricciones de la empresa sobre químicos inseguros fueron actualizadas para asegurar que los dos químicos no se utilicen en el proceso de fabricación.

En su esfuerzo dirigido hacia el uso de materiales verdes, Apple desarrolló previamente cables de energía sin incluir PVC, pantallas sin mercurio y cerramientos sin retardantes de fuego bromados.