Por Ivana Kottasova

Londres (CNN) — Un nuevo informe advierte que la población animal mundial se ha reducido a la mitad a raíz de las insostenibles exigencias de los humanos sobre el planeta.

El 'Living Planet Index' del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), reveló el dramático descenso en las especies animales, y dijo que la tendencia podría costarle al mundo miles de millones en pérdidas económicas.

Si estás desde un móvil mira las fotos aquí

Los seres humanos necesitan una tierra y media para sostener sus demandas actuales, decía el mismo.

El índice, que se basa en la investigación en torno a la base de datos de WWF con 3.000 especies de animales, se publica cada dos años. El de este año muestra la advertencia más severa hasta el momento, respecto a los riesgos asociados con la disminución de la fauna.

El índice mostró muestra un descenso del 52% en la fauna entre 1970 y 2010, mucho mayor que las estimaciones anteriores del 30%. Esto es debido a que la gente está matando demasiados animales para su alimentación y destruyen sus hábitats.

"Estamos comiéndonos nuestro capital natural, lo cual hace más difícil sostener las necesidades de las generaciones futuras", decía el informe.

Los investigadores de la Sociedad Zoológica de Londres observaron los cambios en las poblaciones de más de 3.000 especies de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces, rastreando a más de 10.000 poblaciones diferentes.

La disminución de los animales que viven en los ríos, lagos y humedales es la peor - el 76% de la fauna de agua dulce desapareció en tan sólo 40 años. Las especies marinas y animales terrestres sufrieron una disminución del 39% en sus poblaciones.

Los animales que viven en las zonas tropicales son los más afectados por lo que WWF llama "las amenazas más grandes registradas contra la fauna de nuestro planeta", considerando que el 63% de la fauna que vive en zonas tropicales ha desaparecido. América Central y América del Sur muestra la disminución regional más dramática, con una caída del 83%.

Y mientras que los animales están sufriendo ahora, el impacto a largo plazo será sobre las personas, dijo el informe.

Marco Lambertini, director general de WWF Internacional, dijo que "la protección de la naturaleza no es un lujo .... es completamente lo contrario. Para muchas de las personas más pobres del mundo, es una línea de vida".

Según Lambertini, la amenaza a los océanos podría generar pérdidas económicas de hasta 428 mil millones de dólares para el año 2050. El sector de la pesca mundial emplea a más de 660 millones de personas, y el pescado proporciona más del 15% de proteína en la dieta de las personas.

La seguridad alimentaria mundial se ve amenazada en la medida en que las demandas de la creciente población drena los recursos. Los bosques proporcionan agua, combustible y alimentos para más de mil millones de personas, incluidos 350 millones de personas más pobres del mundo.