Terror en París: Se entrega un sospechoso y la policía divulga fotos de los otros dos

(CNN) — Doce personas murieron en un tiroteo en el interior del periódico satírico francés Charlie Hebdo este miércoles, dijo el presidente Francois Hollande. Alrededor de 11 personas resultaron heridas, varias de ellas de gravedad. Los sospechosos, que huyeron del lugar, fueron identificados por las autoridades francesas.

El más joven de los tres sospechosos se habría rendido a la policía, reporta AFP.

"Hamyd Mourad se entregó a la policía el miércoles 11:00 pm (hora local) tras ver su nombre circulando en redes sociales", le dijo una fuente a AFP. "Fue arrestado y puesto bajo custodia", confirmó otra fuente.

La policía de Francia publicó los nombres y fotografías de los otros dos sospechosos, hermanos. En un comunicado en su sitio web, la Policía Nacional de Francia pide información sobre su paradero.

Los sospechosos son Cherif Kouachi y Said Kouachi, quienes estarían armados.

Durante el ataque, los hombres armados preguntaron por personas específicas con su respectivo nombre antes de matarlos, dijo un doctor que ayudó a tratar a los heridos y que habló con los sobrevivientes. El doctor Gerald Kierzek dijo que los atacantes dividieron a los hombres y a las mujeres antes de abrir fuego. El tiroteo no fue una ráfaga de balas, sino una ejecución precisa.

Cuatro dibujantes, entre ellos el editor de la revista Charlie Hebdo, murieron en el ataque terrorista, dijo la policía.

Los tres dibujantes asesinados junto con el editor de Charlie Hebdo, Stephane "Charb" Charbonnier, fueron Georges Wolinski (quien firmaba sus caricaturas como Wolinski), Jean Cabut ("Cabu") y Bernard Verlhac ("Tigous").

GALERÍA: Caricaturistas del mundo se solidarizan con Charlie Hebdo

Uno de los sospechosos ya era conocido por las autoridades de Estados Unidos, dijo un funcionario de ese país a CNN. El FBI y las agencias de inteligencia estadounidenses rastrean las relaciones de los sospechosos en busca de pistas, contactos, correos, publicaciones en redes sociales y otras comunicaciones.

"Sabemos con certeza que la banda que atacó a la publicación esta mañana estaba compuesto por al menos tres hombres. Dos eran los tiradores. Uno estaba parado en la calle. Los tres escaparon juntos. Lo último que sabemos es que los tres sospechosos han sido identificados. Son tres, uno de 18 años, y los otros de 32 y 33 años", dijo el vicealcalde de París Patrick Klugman.

"Este es un ataque terrorista, no hay duda de ello", dijo el mandatario francés, quien convocó a una reunión de emergencia con los ministros de su gabinete este miércoles en el Palacio del Elíseo.

La publicación era objeto de amenaza islamista desde que publicó las caricaturas de Mahoma.

El gobierno francés elevó el sistema de alerta de seguridad del país a su nivel más alto tras el ataque, según los medios franceses.

Los hombres armados “serán perseguidos lo que sea necesario para que puedan ser detenidos y llevados ante jueces”, señaló Hollande. El gobierno de Francia elevó la alerta de seguridad al más alto nivel luego del ataque, según los medios franceses.

Unas cuatro personas están heridas de gravedad, agregó Hollande a reporteros. Tres de ellas se tratan de policías, dijo el vocero de la unión de policías, Luc Poignant, citado por BFMTV.

Entre los muertos hay periodistas y policías, indicó el presidente francés.

Los momentos de horror

Dos hombres fuertemente armados ingresaron a las oficinas de Charlie Hebdo y abrieron fuego dentro del edificio, informó Poignant.

Un testigo que trabaja cerca de la oficina de la revista dijo a BFMT que vio a dos hombres encapuchados, vestidos de negro, ingresar al edificio con subametralladoras Kalashnikov.

"Entonces escuchamos que abrieron fuego, con muchos disparos", dijo el hombre al canal. "Todos fuimos evacuados al techo. Después de varios minutos, los hombres huyeron y continuaron disparando en medio de la calle".

Algunos testigos aseguraron que vieron un lanzamisiles, según los medios franceses. Aún no está claro qué pasó con los atacantes o si siguen en fuga. Tampoco nadie ha tomado la responsabilidad del tiroteo.

Un video tomado por un periodista de la agencia Premieres Lignes muestra a hombres armados gritando “Dios es grande” mientras comenzaban el ataque, reportó Le Monde. También gritaron “hemos vengado al profeta”.

Condena internacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó el ataque y aseguró que ha pedido a su gobierno “proveer cualquier ayuda necesaria para llevar a estos terroristas a la justicia”.

“Francia y la gran ciudad de París, donde estos indignantes hechos ocurrieron, ofrecen al mundo un ejemplo sin fin que permanecerá pese a la visión de odio de estos asesinos”, agregó.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró que el ataque forma parte de una confrontación mayor, entre la civilización y aquellos que se oponen a ella, aseguró. La libertad “nunca será erradicada por ningún acto de terror”, dijo, agregando que solo “fortalecerá nuestro compromiso con un mundo civilizado”.

El primer ministro británico David Cameron señaló en Twitter sobre el ataque: “Los asesinatos en París son repugnantes. Apoyamos a los franceses en la pelea contra el terror y en defender la libertad de prensa”.

Las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo ha estado en constante vigilancia policial debido a las amenazas potenciales de los extremistas islámicos. Es la misma oficina donde hubo un incendio hace tres años en respuesta a la publicación de una caricatura del profeta Mahoma.

LEE: 'Charlie Hebdo', la revista satírica que se acostumbró a la polémica

Pero las publicaciones sobre el Islam son las que han llamado más la atención y han sido más populares. El último tuit de la publicación antes del ataque de este miércoles es una caricatura del líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, y las palabras, “Y, sobre todo, salud”.

Usuarios de redes sociales han comunicado su apoyo para Charlie Hebdo, con personas tuiteando portadas de revistas pasadas junto con las palabras "Je suis Charlie" o "Yo soy Charlie".

Con información de Greg Botelho, Catherine E. Shoichet, Jim Bittermann, Laura Smith-Spark, Ben Brumfield y Pierre Meilhan.