Por Holly Yan, CNN

(CNN) - El aumento en los casos de sarampión a lo largo de EE.UU. ha afectado a algunos estados más que a otros. Y, no es de extrañar, que las normas para la vacunación varíen ampliamente de costa a costa.

Tomemos como ejemplo a California, donde más de 90 personas ya han sido infectadas con sarampión este año. Como en muchos estados, los padres en California no tienen que vacunar a sus hijos antes de que asistan al jardín infantil si afirman tener una exención religiosa o filosófica.

Luego está Misisipi, el cual le permite a los padres optar por evitar las vacunas solamente por razones médicas, sin más excepciones. En ese estado hay un índice de vacunación del 99,7% y no se ha visto un solo caso de sarampión en este año.

LEE: Las lecciones que deja el brote de sarampión en Disney

Una variedad de exenciones  

Cada estado requiere vacunaciones y, además, cada estado también permite exenciones por razones médicas, por ejemplo, si el sistema inmunológico de un niño está debilitado.

Ahí es donde el consenso termina.

En muchos estados, los padres tienen otros dos caminos para evitar vacunar a sus hijos: motivos religiosos o filosóficos.

Según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, la gran mayoría del país –48 estados– permite exenciones religiosas.

Y 20 de esos estados también permiten exenciones filosóficas "para aquellos que se oponen a las vacunas debido a creencias personales, morales o de otro tipo".

¿Cuáles son los dos estados con los más estrictos requisitos de vacunas?   Misisipi y Virginia Occidental, los cuales no permiten exenciones religiosas o filosóficas.

Los estados afectados  

California, el epicentro del brote actual, permite exenciones por razones médicas y "creencias personales". Y los padres las han estado utilizando.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), durante el último año escolar, al 3,3% de los niños de jardines infantiles en California –alrededor de 18.200– se les permitió dejar de vacunarse. La gran mayoría de las exenciones se debieron a las creencias personales.

"Las escuelas deben mantener una lista actualizada de los alumnos con exenciones a fin de que puedan ser excluidos rápidamente si hay un brote", dijo el Departamento de Salud Pública de California.

Pero, según cifras de los CDC, el número de casos de sarampión en California durante el último mes –92– es superior a la media del número de casos de todo el país para cada año, entre 2001 y 2011.

Arizona es el siguiente estado más afectado, pues ya en este año ha presentado al menos siete casos de sarampión. Casi 5% de los niños de jardines infantiles de Arizona pudieron evitar la vacunación durante el último año escolar debido a razones médicas o, más comúnmente, por las creencias personales de sus padres.

Tanto Nueva York como Utah tienen al menos tres casos de sarampión cada uno en este año. Nueva York permite exenciones religiosas, pero no filosóficas; Utah permite ambas.

En general, según los CDC, aproximadamente 94,7% de los niños de jardines infantiles de todo el país fueron vacunados contra el sarampión.

Misisipi y Virginia Occidental, los dos estados que permiten sólo exenciones médicas para la vacunación, no han tenido ningún caso de sarampión este año.

Una enfermedad increíblemente contagiosa  

Antes de que introdujeran la vacuna contra el sarampión en la década de 1960, muchos niños contrajeron la enfermedad antes de llegar a los 15 años. Entre 3 y 4 millones de personas tuvieron sarampión cada año en Estados Unidos. Entre ellas, cerca de 500 personas murieron cada año y 4.000 desarrollaron encefalitis o inflamación del cerebro.

Desde entonces, la enfermedad ha desaparecido en gran medida en Estados Unidos. Pero los viajes internacionales han provocado brotes esporádicos en los últimos años.

Según los CDC, muchas de las víctimas recientes de sarampión son parte de "un gran y continuo brote multiestatal" vinculado a Disneylandia en California.

La enfermedad es extremadamente contagiosa, por varias razones:

  • Una persona infectada puede contagiar la enfermedad cuatro días antes de desarrollar una erupción.
  • El 90% de las personas que no son inmunes y están cerca de alguien con sarampión también quedarán infectadas.
  • El virus se transporta por el aire.
  • También puede vivir en superficies infectadas hasta por dos horas.

Aunque no todos, la mayoría de los médicos está de acuerdo  

El sentimiento abrumador de la comunidad médica es que la vacuna contra el sarampión es segura y eficaz. Pero el Dr. Jack Wolfson, cardiólogo de Arizona, es una rara voz discrepante.

"Que la gente muera es algo muy lamentable pero, desafortunadamente, las personas mueren", dijo Wolfson. "Y yo no voy a arriesgar a mi hijo para salvar a otro niño".

Esas palabras tocaron una fibra sensible en el Dr. Tim Jacks, un pediatra cuya hija tiene leucemia, y por lo tanto, un sistema inmune debilitado.

"Puedo sin duda y de todo corazón, decir que la comunidad médica, la literatura médica, no apoya las declaraciones que él hace", le dijo Jacks a Anderson Cooper de CNN.

"La pregunta que podría tener para él es ¿qué pensaría si estuviera en mi situación y sus dos hijos –por quienes estás haciendo el mayor esfuerzo para protegerlos– de repente se ven expuestos al sarampión?"

Elizabeth Cohen de CNN contribuyó con este reportaje.