Existen reportes de aldeas completamente destruidas tras el terremodo (PRAKASH SINGH/AFP/Getty Images).

(CNN)- A medida que aumenta el número de muertos por el peor terremoto en Nepal en décadas, surgen preguntas sobre la magnitud de la devastación en las zonas rurales.

La destrucción en Katmandú, la capital, es contundente: venerados templos reducidos a escombros, personas enterradas entre los restos de sus casas, hospitales con escasos suministros médicos abarrotados de pacientes. Graves daños también se reportan en las aldeas del valle circundante.

Pero más lejos, a través accidentado paisaje de Nepal -más cerca del epicentro del terremoto de magnitud 7,8- la situación es preocupantemente confusa.

"Hay una escasa información sobre áreas remotas en este momento", dijo Devendra Singh Tak, un funcionario de Save the Children en Katmandú, y señaló que las carreteras fueron bloqueadas y las comunicaciones son poco fiables.

Informes de "destrucción total total"

Existen reportes de que aldeas enteras fueron destruidas por el sismo o engullidas por deslizamientos de tierra.

"Algunas de las informaciones iniciales que estamos escuchando de las zonas más cercanas al epicentro indican la destrucción total o casi total", dijo Jeremy Konyndyk, director de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de USAID (la agencia estadounidense de ayuda al desarrollo).

Tak dijo a CNN que Save the Children y otros grupos de ayuda estaban enviando equipos este lunes a las zonas más remotas. El gobierno de Nepal dijo que estaba enviando helicópteros a los lugares a los que no se puede acceder por carretera.

"Ahí es donde uno tiene que salir y llevar a cabo el rescate y ayuda", dijo Tak.

Panorama de devastación

El terremoto y sus réplicas han convertido una de las regiones más bellas del mundo en un panorama de devastación.

"El camino hacia la casa de mi familia en Sitapaila era un mapa de la destrucción del terremoto, con muchas casas –viejas y nuevas- desgarradas", escribió el periodista independiente Sunir Pandey.

"Un alto muro que rodea un monasterio se derrumbó y las monjas se quedaron en un campo cercano", escribió. "Una cabaña de barro y ladrillo se cayó sobre una moto azul pero no hay rastro de su conductor. En todas partes, los sobrevivientes se reunieron donde encontraron un espacio abierto... Campos, propiedades privadas, muchas carreteras vacías"

Por la noche, muchos nepalíes durmieron a la intemperie, temblando con el aire helado de las montañas del Himalaya, pero al menos a salvo de la caída de escombros.

"Incluso las personas que se alojan en hoteles, llevaron sus mantas y almohadas y se fueron a dormir a la planta baja o en el campo abierto," dijo Tak de Save the Children.

Manesh Shrestha y Sumnima Udas reportaron desde Katmandú; Jethro Mullen escribió y reportó desde Hong Kong. Kunal Sehgal, Ralph Ellis, Ingrid Formanek, Harmeet Shah Singh y Oren Liebermann también contribuyeron con este reporte.