(CNN) – Decenas de presos, incluyendo algunos que enfrentan cargos de terrorismo, se escaparon de una prisión de la ciudad de Al-Khalis, al norte de Bagdad, informó el vocero del Ministerio de Interior de Iraq.

Los reos se enfrentaron el viernes a los guardias y mataron a algunos de ellos, dijo el funcionario a CNN.

Hay dos versiones sobre el escape.

Según el General Brigadier Saad Maan, la fuga de la prisión comenzó cuando los prisioneros se apoderaron de un arma de un guardia y se enfrentaron con otros vigilantes.

Sin embargo, el grupo terrorista Estado Islámico dijo ser responsable del escape masivo. ISIS aseguro que sus combatientes en el exterior en coordinación con sus miembros que estaban en el interior de las instalaciones hicieron posible la fuga.

Según un comunicado publicado en varias cuentas de Twitter relacionadas con ISIS, sus militantes detonaron vehículos militares en el exterior de la cárcel con bombas improvisadas. Al mismo tiempo, los combatientes presos tomaron el control de una sala de almacenamiento de armas y comenzaron el tiroteo.

En total, 40 presos se escaparon, incluyendo nueve que habían estado bajo custodia por cargos de terrorismo, agregó el vocero de la policía el General Brigadier Ghalib Atiya.

Cinco guardias de la prisión y 30 reclusos murieron en los enfrentamientos, dijo el vocero del Ministerio de Interior.

En otras partes de la provincia de Diyala, 11 personas murieron y 15 resultaron heridas en dos explosiones en la ciudad de Baladrouz la noche del viernes, agregó Atiya.

Además, dos coches bomba explotaron en una calle comercial concurrida en el norte de la ciudad de Bagdad.

Mientras tanto, cuatro personas murieron el sábado cuando un coche bomba explotó en Bagdad, cerca del lugar donde musulmanes chiítas se preparaban para una peregrinación anual, dijeron funcionarios policiales.

Veintiséis personas resultaron heridas en la explosión en el distrito de Karrada de la capital, según los funcionarios.

No estaba claro quiénes eran responsables de la jornada de violencia.

Hamdi Alkhshali contribuyó a este reporte.