Francois Hollande, presidente de Francia. Imagen de archivo.

(CNN)– Una persona fue decapitada y dos personas quedaron heridas este viernes en una fábrica de gas cerca de Lyon, en el sureste de Francia.

Un segundo sospechoso del ataque ya fue arrestado, según reporta BFMTV, afiliada de CNN.

"El ataque es de naturaleza terrorista", dijo Hollande en rueda de prensa desde Bruselas, donde participaba en una cumbre europea, antes de partir a Francia.

El presidente francés, François Hollande, dijo que un cuerpo fue hallado junto con una cabeza decapitada cubierta con un mensaje.

El mandatario explicó que un vehículo fue dirigido por al menos un atacante a gran velocidad hacia tanques de gas en el edificio. "La intención no deja lugar a dudas, provocar una explosión", dijo Hollande.

Dos personas quedaron heridas en la fábrica. El mandatario expresó sus condolencias y solidaridad con las víctimas del ataque.

Fuerzas de seguridad y de emergencia se dirigieron al lugar del ataque (Getty Images).

Fuerzas de seguridad y de emergencia se dirigieron al lugar del ataque (Getty Images).

Dos sospechosos del ataque ya fueron detenidos. Sobre el primer arresto informó el presidente francés en su comunicación y pidió "no ceder ante el miedo".

Después de la rueda de prensa de Hollande, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo desde el lugar del ataque, en el pueblo de Saint-Quentin-Fallavier, al sureste de Lyon, que el sospechoso vivió en la región de Lyon y no se le extendió su permiso de residencia en 2008. "Se trata de alguien que estaba en contacto con (fundamentalistas musulmanes) salafistas", dijo Cazeneuve.

"Él ha estado bajo vigilancia, pero no se le conoce participación en ningún acto terrorista", agregó el ministro.

Las autoridades francesas están "investigando a otras personas que podrían ser cómplices" dijo Cazeneuve.

La sección antiterrorista de la fiscalía de París abrió una investigación.

La compañía Air Products en Francia, que fue atacada en la mañana de este viernes, lamentó los hechos y expresó sus condolencias a las familias de las víctimas por la “inexplicable tragedia”. Además confirmó que los trabajadores de la fábrica fueron evacuados.

“El sitio está seguro. Nuestros equipos de emergencias y crisis están alerta y trabajando en conjunto con las autoridades”, dijo la compañía en un comunicado y agregó que la seguridad en la zona ha sido incrementada como una medida de precaución.

Banderas islamistas: testigos

La agencia de noticias francesa AFP reportó previamente que un presunto atacante islamista colocó una cabeza decapitada cubierto con inscripciones árabes en las puertas de la fábrica.

Otra fuente citada por BFMTV, afiliada de CNN, también dijo que una cabeza fue colocada a la entrada del edificio, donde también se encontró una bandera islamista. CNN no ha podido confirmar la información de forma independiente.

Patrice, un hombre descrito como un testigo, también dijo a BFMTV que un grupo de hombres que portaban banderas islamistas irrumpieron en la fábrica.

El diario Le Monde citó fuentes no identificadas diciendo que dos personas chocaron un vehículo contra el edificio, causando una explosión. Inscripciones en árabe que aún no han sido examinadas se encontraron en el lugar, agregó el diario.

Una portavoz de la empresa afectada, Air Products, confirmó que hubo "un incidente" en el lugar, ubicado en Grenoble. La empresa suministra gas para uso industrial. La portavoz, Nicola Long, dijo que los servicios de emergencia estaban en el lugar.

La seguridad se había incrementado en Francia tras ataques terroristas islamistas en enero, contra la revista satírica Charlie Hebdo y contra  un supermercado kosher en París.