(CNN) - Aún falta mucho para Halloween, pero un disfraz ya causó polémica.

Varios minoristas están ofreciendo disfraces de Halloween de Caitlyn Jenner y cuentan con variaciones del conjunto que usó el pionero transgénero en su icónica portada de Vanity Fair.

Los críticos dicen que el disfraz se burla de la comunidad transgénero y promueve la transfobia al reducir a Jenner a un estereotipo. Una petición en línea señala a la tienda emergente Spirit Halloween e insta al minorista para que deje de vender el mismo.

"No conviertan a Caitlyn Jenner en un disfraz. Sus ganancias simplemente conducirán a una mayor transfobia y a la marginación de una comunidad que ya se encuentra en una situación de riesgo", dice la petición.

El minorista no tiene ninguna intención de retirar el disfraz de las tiendas o de su página web, dijo la portavoz de Spirit Halloween, Lisa Barr.

"En Spirit Halloween creamos una amplia gama de disfraces que a menudo se basan en las celebridades, figuras públicas, héroes y superhéroes. Caitlyn Jenner es todo lo anterior y nuestro vestuario inspirado en Caitlyn refleja precisamente eso", dijo Barr en un correo electrónico.

Wholesale Halloween Customes también ofrece un disfraz unisex "Llámame Caitlyn" que viene con pantalones cortos, peluca, la parte superior enguatada y una faja de certamen que lee "Call Me Caitlyn" (Llámame Caitlyn).

Aunque podría ser posible en un contexto limitado ponerse el traje de una buena manera, eso no es muy probable, dicen los defensores transgénero. Estas son algunas razones por las que dicen que es ofensivo:

El disfraz reduce a Jenner a una caricatura

Spirit Halloween y WholesaleCostumes.com son conocidos por vender disfraces humorísticos e irónicos, desde rebanadas de pizza hasta aventuras de una noche. Otros disfraces, como la sexy y noble novia india o como el perdedor de una pelea, podrían considerarse controvertidas o de mal gusto.

El disfraz unisex de WholesaleCostume.com "Llámame Caitlyn" está ubicado en la sección "humorística" de los trajes para hombres, junto con el mono de calcetín, un vaso rojo de beer pong y otros disfraces destinados a "sorprender a la gente con su gran sentido del humor", según la descripción de la categoría.

Incluir a Jenner en dicha sección evidentemente es una burla, dijo Kylar W. Broadus, director del Proyecto de Derechos Civiles para la Comunidad Transgénero de dicho grupo.

"Es muy evidente que el disfraz tiene la intención de burlarse de Caitlyn y de las personas transgénero al ponerlo en esa categoría humorística", dijo Broadus.

Y, para aquellos en la comunidad transgénero que carecen de la seguridad financiera de Jenner, la realidad para nada es humorística.

"Estamos en un momento de violencia y crisis en la comunidad", dijo. "Para la comunidad es una verdadera afrenta que crean que se pueden burlar de la gente transgénero e ir a una fiesta vestida como Caitlyn cuando estamos luchando por sobrevivir día a día".

La comunidad transgénero aún está marginada

La visibilidad transgénero en la cultura popular ha avanzado mucho en cuanto a fomentar una mayor aceptación. Pero la comunidad transgénero aún enfrenta obstáculos desproporcionados en cuanto al empleo, vivienda, educación y asistencia médica en comparación con la población general, de acuerdo con el Grupo Nacional de Trabajo LGBT.

Las personas transexuales tienen el doble de probabilidades de estar desempleadas y cuatro veces más probabilidades de vivir en la pobreza extrema, lo que significa un ingreso familiar de menos de 10.000 dólares, de acuerdo con el Grupo de Trabajo.

Por consiguiente, son especialmente vulnerables a la violencia. En lo que va de este año, 13 mujeres transexuales han sido asesinadas debido a su identidad de género, de acuerdo con el Grupo de Trabajo, el cual puso en marcha una campaña de educación pública para poner fin a la violencia anti-transgénero llamada #StopTransMurder.

Jenner podría ser una celebridad y una estrella de reality show, pero sigue siendo parte de un grupo marginado. Como la petición señala, "hacer un disfraz de una identidad marginada reduce a esa persona y comunidad a un estereotipo para que las personas privilegiadas abusen".

Eso le resta importancia a las luchas de la comunidad transgénero

Muchos en la sociedad estadounidense aún consideran la identidad de género como una simple transformación física, dijo Jonathan Katz, profesor de la Universidad de Buffalo. En realidad, es el producto de la enajenación de toda una vida de la identidad de su único y verdadero yo.

El problema mayor con el disfraz es que "refuerza el malentendido superficial que la identidad de género se basa en un cambio de vestuario superficial", dijo Katz, el primer académico estadounidense a tiempo completo que se dedica al estudio de personas gay y lesbianas.

"Existe un verdadero peligro de que al hacer este disfraz de Halloween, se le reste importancia a un tema tan serio y con un sentido de complejidad, así como que se le reste importancia a la empatía que deberíamos sentir en torno a estos temas".

Es demasiado pronto

Con el tiempo, se vuelve aceptable convertir a grupos de personas en objeto de la sátira sino tienen nada que perder, dijo Katz.

Por ejemplo, existe un bajo riesgo de ofender al vestirse como un rico banquero y quemar dinero en efectivo para encender cigarros.

Sin embargo, esta es una minoría que está sujeta a ataques físicos continuos, una que todavía está luchando por el acceso a los derechos básicos, dijo Katz.

"En un contexto homosexual amigable, esto podría ser considerado de buen gusto, donde la gente está usando el traje reclamando la solidaridad", dijo.

"Pero eso sería en una distintiva minoría de casos", dijo. "Si alguien quiere abordar temas transgénero, usando un disfraz no es la manera de hacerlo".