Barack Obama le dijo a los representantes de otras naciones con territorio en el Ártico que Estados Unidos toma muy en serio su responsabilidad de reducir las emisiones nocivas (AFP/Getty Images).

(CNN) - En busca de prestarle atención urgente a su agenda climática, el presidente Barack Obama advirtió el lunes que incluso los esfuerzos incrementados para refrenar las emisiones estaban siendo superados por los efectos del calentamiento del planeta.

Y les advirtió a quienes dudan de las afirmaciones de los científicos que los seres humanos son responsables de un planeta que se calienta y que sus opiniones son cada vez más insostenibles.

"Sabemos que la actividad humana está cambiando el clima", dijo Obama en Anchorage, Alaska. "Sabemos que el ingenio humano puede hacer algo al respecto. Incluso estamos empezando a ver que en realidad podríamos tener la voluntad política para tener éxito. Así que el tiempo para prestarle atención a los críticos y cínicos está en el pasado. El tiempo para alegar ignorancia quedó sin duda en el pasado. Los que lo niegan cada vez se quedan más solos, en su propia isla que se encoge".

Obama visitará Alaska en esta semana para enfatizar las áreas en las que el calentamiento global ya está afectando la vida, incluyendo el deshielo de los glaciares y los incendios forestales más graves.

"El clima está cambiando más rápido que nuestros esfuerzos para hacerle frente. Y eso, damas y caballeros, tiene que cambiar", dijo Obama.

Él planea ir de excursión el martes a un glaciar y hacer un recorrido en barco por los Fiordos de Kenai, cerca de Seward.

En su intervención en la Conferencia GLACIER, patrocinada por el Departamento de Estado, Obama le dijo a los representantes de otras naciones con territorio en el Ártico que Estados Unidos toma muy en serio su responsabilidad de reducir las emisiones nocivas.

"Estamos demostrando que no tiene por qué haber conflicto entre un medio ambiente sano y el firme crecimiento económico", dijo. "Seamos honestos: Esto siempre ha sido uno de los argumentos en contra de la acción. No queremos que nuestros estilos de vida se vean interrumpidos. Lo cual es irónico, porque pocas cosas van a perturbar nuestra vida tan profundamente como el cambio climático".

Obama espera hacer del cambio climático un componente central de su legado presidencial, y está trabajando para asegurar los compromisos de reducción de carbono de otras naciones antes de una importante cumbre climática en París en diciembre.