(CNN) - En el cuadrilátero no hay igual para la súper estrella de la lucha Ronda Rousey.

¿Y en la pista de baile? Pronto lo sabremos...

Días después de que Jarrod Haschert le pidió a Rousey que fuera con él al baile de los Marines en el Campo Lejeune en Carolina del Norte, la luchadora aceptó su propuesta.

"Iré, seguro", dijo Rousey en un video que publicó el portal TMZ.com con crédito de Splash News.

El coqueteo a larga distancia comenzó el 22 de agosto cuando Haschert –vestido con su uniforme completo– publicó un video de 34 segundos expresando su admiración por la campeona de la UFC.

"Amo todo lo que haces y creo que eres una persona asombrosa", dijo. "Por eso estaría muy honrado de que me acompañaras al Baile de los Marines el 11 de diciembre. Espero que consideres mi propuesta porque, si lo haces, estarías haciendo mi sueño realidad".

La propuesta tardó un par de días en llegar a Rousey. (Haschert apareció en varios medios). Al principio parecía que Rousey no iría porque tenían una pelea programada para enero, por lo que diciembre sería un mes de entrenamiento.

Pero luego su pelea fue reprogramada para noviembre, dejando el camino libre para la cita.

Rousey bromea diciendo que necesita ayuda para ultimar los detalles del encuentro.

"No sé cómo hacer...ir y decirle "Sí, quiero ir contigo"... ¿Tengo que llamarlo o cuadramos un lugar y una fecha como en la película 'Jamás Besada', y luego sólo aparezco?"

Rousey le pidió a Haschert que le ayudara a conseguir compañeros para "algunas de sus chicas".