(CNN) - La Defensoría del Pueblo de Colombia realizó un estudio que revela la dramática situación de miles de menores de edad que han sido víctimas de reclutamiento forzado, desplazamiento y abusos sexuales por parte de grupos armados ilegales.

En un video incautado por el Ejército de Colombia en 2014, se muestra a un grupo de supuestos guerrilleros entrenando a menores de edad sobre el uso de armas y ejercicios de guerra. Una situación que se ha repetido por más de 50 años de conflicto armado en Colombia, tanto en las filas de las guerrillas de izquierda, como en la de grupos paramilitares de derecha y en bandas criminales al servicio del narcotráfico.

La investigación realizada durante dos años por la Defensoría del Pueblo será entregada a los negociadores de paz del gobierno y las Farc en Cuba para que el cese de la violencia contra los niños forme parte de un posible acuerdo final de paz.

“Que de cara al país nos digan cómo van a manejar el tema de la niñez. ¿Dónde está la base de datos de los niños? ¿En qué regiones están? ¿Cuántos están en las filas? ¿Los restos de sus cadáveres dónde están?”, exigió Jorge Armando Otálora, titular de la Defensoría del Pueblo colombiana.

De los más de 7 millones de víctimas que aparecen oficialmente en el registro único de víctimas del gobierno, 2’237.000 son menores de edad.

Según Roberto de Bernardi, representante de UNICEF en Colombia, hay muchos otros problemas relacionados con la niñez, como el de violencia sexual, “que deja a niños y niñas en completa vulneración de sus derechos”.

Y justamente ese es uno de los aspectos más preocupantes del estudio. Según cifras de la Defensoría entre 2004 y 2014 163.216 niños, niñas y adolescentes fueron víctimas de delitos sexuales, en su mayoría en zonas de conflicto armado.

En el documento divulgado este miércoles se incluyen testimonios de menores reinsertados que quieren que su voz sea escuchada en las negociaciones de paz.

Una menor desmovilizada le dijo a CNN que le parece importante que los menores sean tenidos en cuenta dentro del conflicto.

“También me parece bien que si van a tomar esa decisión pues que abran las oportunidades para que nosotros encontremos otras puertas que no sean las Farc o grupos armados, que tengamos la posibilidad de estudiar, la familia, la salud”, dijo la menor desmovilizada.

El estudio en mención, avalado por UNICEF, concluye que entre 1985 y 2014, un promedio de 7 niños, niñas y adolescentes han sido diariamente víctimas de homicidios en Colombia en el marco del conflicto armado.

Que se abran oportunidades diferentes a la violencia; que tengamos la posibilidad de estudiar, la familia, la salud

Menor desmovilizada, víctima del conflicto