Todos los tiroteos en el transcurso de las últimas dos semanas ocurrieron en un tramo de ocho cuadras, según las autoridades.

(CNN) - Diez tiroteos, 11 días, todo en un pequeño y concurrido tramo de la Interestatal 10 que atraviesa el centro de Phoenix.

Y no hay sospechosos, ni un final a la vista... todavía.

El miércoles, cuando acababa de ocurrir otro tiroteo, el director del Departamento de Arizona de Seguridad Pública dijo que terminar con estos sucesos era "el trabajo número uno" para él y sus agencias socias. Pero para ello, dijo, el público podría tener que ayudar.

"Alguien está muy consciente de quién es él", dijo el coronel Frank Milstead. "No debería haber benevolencia o apatía hacia esta persona. Este es un crimen a sangre fría. Esta persona es un cobarde".

Nadie ha sido asesinado en los tiroteos en la capital de Arizona. Ha habido una herida: una niña de 13 años que fue herida en su oreja derecha el mes pasado cuando una bala atravesó el parabrisas de la camioneta en la que iba, dijo el DPS. Ella fue tratada en el lugar.

"Todos estos actos son posiblemente encuentros letales", dijo Milstead. "Cuando disparas contra un vehículo en movimiento con ocupantes desapercibidos, eso podría ser letal".

3 tiroteos en los últimos 2 días

Los primeros tiroteos fueron reportados a finales del mes pasado, cuando proyectiles fueron disparados contra un parabrisas, la parte lateral de vehículos y un faro en el transcurso de tres días consecutivos.

Milstead entonces dijo que algunos de los conductores no se dieron cuenta de inmediato de que sus autos habían recibido disparos, y pensaron que el fuerte sonido que habían escuchado era un objeto en la carretera que había golpeado su vehículo.

Sin embargo, las preocupaciones de que esto podría ser algo más que aleatorio se han acumulado en días recientes. Eso incluye tiroteos —uno contra un vehículo en dirección al este, y otro contra uno en dirección al oeste— más o menos a las 5:20 a.m. (8:20 a.m. hora del este) el martes por la mañana.

Luego se produjo otro incidente el miércoles, según Milestead.

Más temprano, la policía dijo que hubo dos casos el miércoles. Tras realizar más investigaciones, ellos determinaron que uno de ellos no había sido un tiroteo. El vidrio roto en el vehículo se debió a escombros, dijeron las autoridades.

Todos los tiroteos en el transcurso de las últimas dos semanas ocurrieron en un tramo de ocho cuadras. Pero no fueron todos idénticos.

"Creo que tenemos varias armas distintas involucradas, pero aún estamos tratando de determinar eso", dijo Milstead.

Funcionario promete 'Encontraremos al responsable'

Arthur Roderick, un exdirector adjunto para los U.S. Marshals, señaló que los tiroteos de Phoenix parecen ser distintos de los ataques a manos de un francotirador que ocurrieron en octubre de 2002 en el área de Washington, y que él ayudó a investigar.

En primer lugar, el hecho de que se utilizaran varias armas es distinto de la única arma que se utilizó en el caso del francotirador en Beltway. Y los más recientes tiroteos son más localizados y no a lo largo de varios estados.

El área más confinada podría ser una ventaja, y Roderick le dijo lo siguiente a CNN: "Pueden concentrar todos sus esfuerzos en esa única área en particular".

Eso es lo que las autoridades están haciendo en Phoenix al utilizar a la policía estatal, equipos SWAT de los departamentos locales, recursos del FBI y cámaras de vigilancia en la carretera para vigilar el área.

En cuanto a la motivación y a quién es responsable, Milstead dijo lo siguiente: "Aún no tenemos un sospechoso en mente".

"Pero encontraremos quién es", añadió. "Y con suerte, llegaremos a ellos antes de que alguien resulte gravemente herido o muera".