Así luce el área de Douma, al este de Damasco, luego de bombardeos lanzados el pasado 2 de octubre. (Crédito:ABD DOUMANY/AFP/Getty Images/ARCHIVO)

(CNN) - Cincuenta toneladas de municiones fueron lanzadas desde el aire durante la noche por un avión militar de Estados Unidos a grupos rebeldes al norte de Siria, el primer paso en el esfuerzo urgente de la administración Obama para encontrar nuevas formas de apoyar esos grupos.

Detalles sobre la misión aérea sobre Siria fueron confirmados por un funcionario de Estados Unidos no autorizado a hablar en público porque los detalles no han sido formalmente anunciados.

Los aviones tipo C-17, acompañados por aviones de escolta aérea, lanzaron municiones para armas pequeñas y otros artículos como granadas de mano en la provincia de Hasakah al norte de Siria, a una coalición de grupos rebeldes vetados por Estados Unidos, conocidos como la Coalición Sirio-árabe.