(CNN)– Las tensiones entre israelíes y palestinos se intensificaron este martes con cuatro nuevos ataques violentos, que involucraron cuchillos, pistolas y vehículos y provocaron la muerte de al menos tres personas.

Gran parte de la violencia tiene lugar alrededor de Jerusalén, escenario de una tensión permanente por un lugar sagrado disputado en la Ciudad Vieja.

La violencia del martes incluyó un apuñalamiento y un tiroteo en un autobús en la zona de Armon Anatziv de Jerusalén, dijo la policía. En el incidente, dos personas murieron y otra está en condición crítica. Hay otros 10 heridos.

Uno de los atacantes tenía un cuchillo y otro una pistola. La policía dijo que los atacantes fueron "neutralizados", un término que utilizan para indicar que una amenaza fue contenida.

En el área ultraortodoxa de Malkei Israel, un hombre atropelló a varias personas en una parada de autobús. A continuación, se bajó del coche con un cuchillo y apuñaló a tres personas. Un hombre murió y otro personas quedaron heridas.

Otro incidente tuvo lugar cerca de Tel Aviv. El atacante, de 22 años de edad, residente de Jerusalén oriental, apuñaló a un hombre que esperaba allí, dijo la policía. Otras personas en la parada sujetaron al atacante hasta que llegaran las autoridades.

La víctima fue levemente herida, según la policía. El atacante también resultó herido.

Un cuarto incidente -también un apuñalamiento- tuvo lugar cerca en Ranana, dijeron las autoridades.

De acuerdo con informes de la policía, un palestino de 28 años de edad, de Jerusalén oriental, apuñaló a cuatro personas con un cuchillo.

Una persona sufrió una herida de arma blanca severa hasta el cuello. Los otros fueron levemente heridos.

Un grupo de personas persiguió al atacante. Un taxista se unió a la persecución y lo derribó con su coche. Fue arrestado.

También se reportaron episodios de violencia entre los palestinos y las fuerzas israelíes en el cruce fronterizo de Erez en Gaza. Fuentes médicas palestinas dijeron que un hombre recibió un disparo en la cabeza y murió.