(CNNMoney)– Damas, marquen sus calendarios. En el año 2133, sus ingresos finalmente estarán al mismo nivel que los de sus colegas masculinos.

La brecha económica entre hombres y mujeres tardará 118 años en cerrarse, dijo el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en su más reciente informe sobre la Brecha de Género Global.

El WEF dijo que el ritmo lento al que la brecha salarial de género global se está cerrando significa que las mujeres ahora ganan lo que los hombres ganaban hace diez años.

En Estados Unidos, la brecha es del 64%, lo que significa que las mujeres ganan más o menos dos tercios de lo que los hombres ganan por un trabajo similar.

Eso en realidad es peor que el año pasado, cuando la brecha era del 66%. Estados Unidos ahora está clasificado en la posición no. 74 en cuanto a la igualdad salarial entre 145 países. El año pasado, ocupaba la posición no. 65.

El WEF mide la brecha por medio de sondeos hechos a los directores ejecutivos alrededor del mundo sobre los salarios de sus empleados. Estos son algunos hallazgos:

Los ingresos no son iguales en ningún lugar: no existe un país en el mundo donde una mujer gane lo mismo que un hombre por hacer el mismo trabajo.

Las mujeres brasileñas ni siquiera ganan la mitad: Brasil y Angola son los únicos dos países donde las mujeres ganan menos de la mitad que los hombres: 48% en Brasil y 40% en Angola.

A las mujeres ruandesas les va mejor: algunos de los países más pobres del mundo lideran la clasificación de igualdad. Ruanda es el ganador de este año, ya que las mujeres ganan el 88% de lo que los hombres ganan por el mismo trabajo.

Tres países desarrollados ocupan una de las primeras 10 posiciones: Noruega, Singapur y Finlandia son los líderes en el mundo desarrollado. Finlandia llegó a ocupar una de las primeras 10 posiciones por primera vez este año.

Las mujeres trabajan más aquí: cuatro países en el mundo tienen una proporción más alta de mujeres que trabajan que hombres. En Malawi, el 85% de las mujeres trabajan, en comparación con el 81% de los hombres. En Mozambique, Ruanda y Burundi, las mujeres también son más propensas a participar en la fuerza laboral.

La educación no equivale al éxito en el trabajo: más mujeres que hombres están inscritas en la universidad en casi 100 países, pero ellas ocupan la mayoría de los puestos de alto nivel en solo cuatro países. Saadia Zahidi, la directora del Global Challenge on Gender Parity del WEF, se refiere a esto como una "pérdida de talento".

Las mujeres francesas lideran, pero esto no aplica con su sueldo: Francia es uno de los países con el peor desempeño en cuanto a la igualdad salarial: las mujeres ganan solo la mitad de lo que ganan los hombres. Por otro lado, Francia ocupa el segundo lugar en cuanto a la participación de las mujeres en las juntas de las compañías públicas.

Arabia Saudita ha mejorado, pero aun así se ha quedado atrás: Arabia Saudita es el país que más ha mejorado respecto a su posición hace diez años. Aun así, solo el 27% de las mujeres trabajan. Las mujeres que trabajan pueden esperar ganar el 60% de lo que ganan sus colegas masculinos.