Inspirados en ISIS, Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik, mataron a 14 personas en diciembre pasado en San Bernardino, California.

(CNN)– Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, el matrimonio detrás de los ataques de San Bernardino, fueron radicalizados antes de que incluso se conocieran, dijo el director del FBI el miércoles.

"En realidad, ellos fueron radicalizados antes de que empezaran a cortejarse o a salir juntos en línea; fue mucho antes porque, incluso a finales de 2013, ellos ya hablaban en línea sobre la yihad y el martirio antes de comprometerse, casarse y vivir juntos en Estados Unidos", dijo el director del FBI, James Comey, en una audiencia de supervisión en el Senado.

"También creemos que ellos fueron inspirados por organizaciones terroristas extranjeras", añadió. "Estamos trabajando muy duro para entender exactamente su asociación y la fuente de su inspiración".

Los investigadores también están investigando si la pareja de Redlands, California tenía "otros planes para esa fecha (la semana pasada) o para antes", dijo Comey.

Mientras tanto, Enrique Márquez, el antiguo vecino y amigo de Farook, le dijo a los investigadores que ambos hombres concibieron un ataque en 2012, también en California, pero que abruptamente abandonaron el plan, le dijeron funcionarios estadounidenses a CNN.

Márquez le dijo a los investigadores que parte de la razón por la que ellos no llevaron a cabo sus planes fue que se asustaron por el arresto no relacionado del FBI de cuatro personas acusadas por intentar viajar al extranjero para llevar a cabo la yihad.

Márquez había comprado pistolas para Farook las cuales estaban entre las que fueron usadas por él y su esposa en los ataques de San Bernardino de la pasada semana.

Los oficiales advierten que la afirmación de Márquez del ataque de 2012 podría no ser verdadera y que en realidad fuera un intento de desviar su papel al ayudarle a Farook a comprar las armas que usó más tarde en el ataque de San Bernardino.

Márquez le ha dicho a los investigadores que él no sabía de los planes para los tiroteos de San Bernardino. Él no ha sido acusado de un delito.

Las afirmaciones de Comey en el Capitolio de Estados Unidos confirmaron informes anteriores de esta semana en los que fuentes le dijeron a CNN que los investigadores creen que Malik fue radicalizada mucho antes de que viniera a Estados Unidos con Farook con una visa de prometida y antes de que ISIS proclamara su califato.

Los investigadores todavía están intentando unir las piezas del perfil de la pareja, la cual asesinó a 14 personasen el Inland Regional Center en San Bernardino y murió en un enfrentamiento con la policía. Ellos también están trabajando para precisar si alguien en Estados Unidos o en el extranjero ayudó a financiar y diseñar el plan.

Varios funcionarios policiales le dijeron a CNN el martes que Farook obtuvo un préstamo bancario por 28.500 dólares en noviembre.

Aproximadamente la mitad del dinero fue entregada a la madre de Farook a lo largo de las últimas semanas, dijo un funcionario, y algo del mismo se usó para comprar artículos del hogar.

Los investigadores han dado cuentas de todo el dinero y dicen que no creen que haya sido proporcionado a los asesinos por alguna entidad exterior que estuviera respaldando el plan. Por esa razón, los funcionarios dicen que el préstamo no es considerado de suficiente valor investigativo en esta etapa.

Pero un experto le dijo a CNN que el préstamo podría ser otra señal de que Farook había estado preparándose para el ataque.

"Lo que esto indica es que estuvo financiando esta operación, o su vida, o la vida para su hijo y su madre después de su muerte al hacer uso de lo que hoy en día es considerado fraude electrónico y financiero, por lo que existen dos acusaciones adicionales que el FBI investigará", dijo Tim Clemente, un exagente de contraterrorismo del FBI.

La última publicación de una página de Facebook que se considera vinculada con Malik utilizó el término "nosotros" y prometía lealtad a ISIS, una indicación, según dijo un funcionario estadounidense, de que era una declaración en nombre de ambos asesinos.

Los investigadores trabajan para determinar si la pareja se reunió en algún momento o recibió órdenes provenientes de los líderes de ISIS, o si alguien fuera de Estados Unidos formó parte o conocía acerca de su planes. Los funcionarios dicen que es posible que la pareja lo hiciera todo, desde radicalizarse hasta planificar y ejecutar el ataque, todo por cuenta propia.

Es difícil decir con exactitud lo que hizo que el punto de vista de la pareja cambiara.

"Es complicado", dijo otro funcionario estadounidense. "Ellos buscaban ser radicales y unirse a un grupo".

Malik creció en el centro de Pakistán y estudió farmacia en una universidad allí. El lunes, las autoridades de inteligencia pakistaníes allanaron la residencia propiedad de su padre en Multan, una ciudad situada a unos 350 kilómetros al suroeste de Lahore. Malik vivió allí hasta la primavera de 2014, época en la que contrajo matrimonio y se mudó a Estados Unidos con una visa de prometida.

Después de encontrar la residencia cerrada con candado y cadena, las autoridades entraron y confiscaron libros de instrucción religiosa, discos compactos de audio con las lecturas del Corán y varios documentos, según fuentes de inteligencia paquistaníes.

Malik tomó un curso del Corán a través de Al-Huda International Welfare Foundation, pero nunca lo completó. En una declaración, el centro de estudios religiosos dijo que en mayo de 2014, ella le dijo a su instructor que no iba a poder terminarlo porque estaba a punto de casarse.

Los funcionarios allí condenaron el ataque y dijeron que no había señales de que Malik hubiera desarrollado una mentalidad extremista.

"Nunca nadie pudo haber pensado que ella podría hacer algo tan atroz", dijo la portavoz de Al-Huda, Farrukh Choudhry.

A lo largo del fin de semana, el padre de Farook le dijo a un diario italiano que su hijo apoyaba la ideología de ISIS de establecer un califato islámico. Un abogado de la familia le dijo a CNN que el padre estaba medicado y no recordaba haber hecho esos comentarios.

Evan Pérez, Shimon Prokupecz, Faith Karimi, Scott Glover, Ana Cabrera, Dana Ford, Brian Todd, Kyung Lah, Sophia Saifi, Saima Mohsin, Adeel Raja y Joe Sutton contribuyeron con este reportaje.