(CNN Español)– El gobierno de México implementó medidas de seguridad extraordinarias para reforzar la vigilancia de Joaquín El Chapo Guzmán en el penal de El Altiplano, el mismo del que ya se fugó en el pasado mes de julio.

Según información obtenida por el periodista Carlos Loret de Mola de el periódico El Universal -uno de los de mayor difusión en México-, El Chapo es vigilado por perros entrenados especialmente para detectar el olor del narcotraficante.

Además, el narcotraficante es trasladado continuamente de celda, sin que exista un patrón, pudiendo estar solo unos minutos o durante horas en alguna de las 30 celdas con supervisión especial, según relató Loret de Mola. El periodista obtuvo la información de la Comisión Nacional de Seguridad.

Estas son las otras medidas, según la información a la que tuvo acceso El Universal:

-Cada vez que es trasladado, Guzmán es custodiado por guardias con cámaras en sus cascos.

-Cuando está en una nueva celda, los guardias permanecen afuera con la instrucción de grabarlo siempre. Cuando sale, el recinto es revisado.

-Hay cámaras fijas sin "puntos ciegos" en sus tomas. En su fuga de julio, 'El Chapo' logró escapar desde un "punto ciego" en el baño de su celda.

-Ahora mismo operan 400 cámaras y se espera que sean 1.000 para el próximo mes de abril.

-El régimen de visitas es más estricto, y se han endurecido los requisitos para tener acceso.

-Se han activado sensores de movimiento que pueden detectar actividad bajo tierra. En la anterior fuga, el narcotraficante huyó por un túnel que iniciaba en su celda.

-Se desviaron los tubos de agua que solían pasar bajo el terreno del penal.

-Se reforzó el suelo con tres rejas de varillas de acero de 3/4 de pulgada.

-Todos los autos de abogados, familia o visitas son escaneados electrónicamente. Las personas también son escaneadas.

-Hay 4 anillos de seguridad alrededor de la prisión: el departamento de Seguridad y Custodia Penitenciaria vigilan el área más interior, el área de Protección Federal, la Policía Federal blinda el penal y el Ejército vigila el perímetro más externo.