(CNN)— Aerolíneas cancelaron más de 4.500 vuelos en la costa este de Estados Unidos, antes de la llegada de una histórica tormenta de nieve, que amenaza a 75 millones de personas.

United Airlines anunció la suspensión de sus vuelos en el Aeropuerto Internacional de Washington Dulles y en otros aeropuertos de la costa este a partir de la tarde de este viernes.

En el Aeropuerto Internacional Reagan, cerca de Washington, se formaron largas colas de gente que salió de la ciudad temprano.

La Autoridad de Tránsito de el Área Metropolitana de Washington (Metro) anunció que el sistema Metrorail estará cerrado el sábado y el domingo.

"Esta no es una tormenta que se debe tomar a la ligera, y me gustaría instar a todos los residentes a planear su llegada a un lugar seguro antes de que la tormenta llegue la tarde del viernes", dijo el director de Metro Paul J. Wiedefeld.

Alrededor de 75 millones de personas están en la ruta de la tormenta, y casi 30 millones ya están bajo observación o advertencia por parte de las autoridades.

Todos los indicios muestran que esta podría ser una grave tormenta de nieve con el potencial de descargar hasta un par de pies de nieve (60 centímetros) a través de la región.

Residentes y autoridades toman precauciones

Los residentes se están preparando para la supertormenta. Calentadores, palas y trineos volaron el jueves de los estantes en Strosniders Hardware en Silver Spring, Maryland.

Las tiendas de comestibles también quedaron limpias. Los pasillos de cerveza, pan y leche siempre se quedan vacíos temprano.

Las comunidades a lo largo de la costa este se estaban preparando para el asalto invernal, juntando sal y colocando las barredoras de nieve.

Pero las carreteras no eran la única preocupación.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser dijo: "Si esta es una tormenta de nieve y con los vientos que hemos sufrido las personas pierden la fuerza, y habrá frío durante cierto tiempo, esa sería mi mayor preocupación".

En la tormenta "Snowmaggedon" de febrero de 2010 cayeron casi 61 centímetros de nieve, lo cual provocó el corte de energía para cientos de miles de personas en la región.

Para que la tormenta de este fin de semana sea una de proporciones históricas, las acumulaciones de nieve en la capital deberían superar los 71 centímetros.