Hay dos tipos de células grasas, y los científicos creen que una de ellas es la clave para acelerar el metabolismo y combatir la obesidad.

(CNN) - Una investigación ha mostrado que a medida que tu cuerpo se vuelve más gordo, se vuelve más difícil deshacerse de ese exceso de grasa.

A medida que la gente come más grasa de la que quema, el cuerpo almacena el exceso en varias partes y el metabolismo cambia.

Sin embargo, no todo está perdido: un estudio reciente de investigadores de la Universidad de Cambridge identificó una de las proteínas que está bajo el bloque de grasa.

"Esta proteína es parte de un sistema que está ahí para ayudar al cuerpo a almacenar energía, dice Antonio Vidal-Puig, profesor de Nutrición Molecular y Metabolismo, y quien participó en el estudio.

La proteína en mención, llamada sLR11 bloquea el funcionamiento de las células de grasa marrón, que son responsables de generar calor para mantenernos calientes, y ayuda al cuerpo a almacenar grasa más eficientemente y así prevenir el exceso de generación de calor.

Los beneficios de la grasa marrón

Hay dos formas de células grasas: las marrones y las blancas. Cada una de ellas tiene un papel diferente en nuestro metabolismo.

Mientras las marrones ayudan a generar calor, las blancas son las responsables de almacenar grasa –o energía– para ser liberada cuando se necesite. Los niveles de grasa marrón son altos en los niños, pero recientemente se ha descubierto que también están presentes en adultos y que podrían ayudar a tratar la obesidad.

De acuerdo con Vidal-Puig, las personas obesas tienen menos grasa marrón que las personas delgadas, y lo mismo aplica para los diabéticos.

"Si puedes aumentar la grasa marrón en las personas obesas y diabéticas entonces puedes mejorar su situación".

Esto se ha sabido por algún tiempo, pero volverlo realidad ha sido un reto.

El nuevo descubrimiento de la proteína sLR11 podría ser la respuesta.

Quitando los frenos

Vidal-Puig compara esta proteína con el freno de un carro, pues detiene al cuerpo en su proceso de aceleración en la producción de calor.

"La gente obesa tiene más de estos frenos, lo que no les permite generar calor y así mismo perder grasa", dice Vidal-Puig quien ha visto elevados niveles de esta proteína en la sangre de personas con obesidad.

Durante el estudio, el equipo removió el gen que producía esta proteína en los ratos y encontraron que podían quemar calorías más rápidamente.

Los investigadores examinaron la proteína en humanos y encontraron que los niveles de esta estaban correlacionados con el total de grasa en una persona. Además, investigaron los niveles en pacientes obesos después de que se sometieron a cirugía bariátrica y pudieron ver que la pérdida de peso era directamente proporcional a la disminución de la proteína sLR11.

"Las células de grasa marrón son un objetivo terapéutico atractivo para perder peso y para combatir la obesidad y la diabetes tipo 2", dice Carole Sztalryd, profesora asociaa en la facultad de Medicina de la Universidad de Maryland. El equipo de Sztalryd's también ha trabajado en aproximaciones biológicas para tratar el sobrepeso.