(CNN Español) - A pesar de que Venezuela tiene las mayores reserva de petróleo del mundo, acaba de comprarle crudo a Estados Unidos.

La petrolera estatal de Venezuela PDVSA compró en enero 550.000 barriles del crudo West Texas Intermediate (WTI) —una corriente de crudo, referente para el precio internacional— a la empresa exportadora LDC Supply International LLC, registrada en Estados Unido, reportó la firma de investigación ClipperData.

Un barco con 547.925 barriles del crudo llegó al puerto de Curaçao, frente a la costa norte de Venezuela, el pasado fin de semana. El carguero partió de la terminal Nederland de Sunoco en Texas el 20 de enero. ClipperData, que constató que se produjo la operación

CNN contactó a PDVSA en Caracas y está en espera obtener una respuesta sobre esta operación.

Venezuela tiene una reserva de 298.000 millones de barriles, según la Energy Information Administration. Eso es  más que las reservas de Arabia Saudita, Rusia o Irán y ocho veces más que las de Estados Unidos.

PDVSA normalmente importa crudo de graduación ligera y mediana de Rusia, Algeria, Nigeria y Angola en su terminal en la isla del Caribe para mezclarlo con sus barriles de crudo pesado y así balancear el hidrocarbudo que extrae en su territorio. Además, importa pequeñas cantidades de nafta estadunidenses para usarlo como diluyente.

Cuesta más procesar el petróleo denso para volverlo combustible, por eso se realiza un proceso de mezcla y disolución.

"Es más barato traer un carguero de petróleo liviano desde Estados Unidos que desde África occidental u oriental", dijo Nilofar Saidi, analista del mercado petrolero de ClipperData a CNNMoney.

Los analistas creen que esta sería la primera exportación de crudo estadounidense a Venezuela, después de que EE.UU. levantara a finales de 2015 la prohibición que durante cuatro décadas impidió exportaciones de su petróleo.

A pesar de las tensiones políticas entre los dos países, PDVSA no tardó en adquirir el crudo norteamericano.

Tensiones en medio de la crisis venezolana

En marzo pasado el gobierno de Obama impuso sanciones a varios miembros de alto rango del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Las autoridades estadounidenses también han detenido y acusado a dos sobrinos de la esposa de Maduro por tráfico de drogas a finales del año pasado.

La tensión política ha dejado huella en las relaciones económicas. Las exportaciones de Venezuela hacia EE.UU. alcanzaron su punto máximo de 48.000 millones de dólares en 2008, según el FMI. Ese número se ha reducido drásticamente desde entonces: llegó a solo 26 millones en 2014.

Venezuela ha sufrido de forma grave por los bajos precios del petróleo. Su economía depende en gran medida de las exportaciones de petróleo para impulsar el crecimiento. A medida que los precios del petróleo se han desplomado en los últimos dos años, también lo ha hecho la economía venezolana, que se encuentra ahora en una severa recesión. Para algunos analistas es el país con peor situación económica en el mundo.

El Fondo Monetario Internacional estima que la caída del producto interno bruto durante 2015 y 2016 será de casi 18%.

La economía de Venezuela se contrajo 7,1% en el tercer trimestre de 2015, según cifras del gobierno, y se ha encogido por siete trimestres consecutivos desde el inicio de 2014.

Venezuela obtuvo 75.000 millones de dólares por exportaciones de petróleo en 2014. Barclays proyecta que los ingresos petroleros de 2015 serán de 37.000 millones de dólares, 37% menos.

En medio de ese panorama, el FMI pronostica una tasa de inflación de 720% en Venezuela este año 2016.

Con información de Patrick Gillespie de CNNMoney