El doctor Dorry Segev.

(CNN) - Podría significar la diferencia entre la vida y la muerte para más de 1.000 personas en Estados Unidos cada año.

El hospital Johns Hopkins, en Baltimore, recibió la autorización para convertirse en el primer centro estadounidense en llevar a cabo trasplantes de órganos de un VIH positivo a otro VIH positivo.

"Este es un día increíblemente emocionante para nuestro hospital y nuestro equipo, pero lo más importante, para los pacientes que viven con VIH y enfermedades en fase terminal", dijo Dorry Segev, profesor asociado de cirugía en la Escuela de Medicina Johns Hopkins. "Para estas personas, esto significa una nueva oportunidad de vivir".

Hasta que la Ley HOPE, aprobada en 2013, los médicos no podían trasplantar órganos de donantes seropositivos, aunque estuvieran destinados a otro paciente VIH positivo.

Segev estima que cada año alrededor de 500 a 600 personas VIH positivas podrían haber sido donantes de órganos y haber salvado a más de 1.000 personas.

“El transplante de órganos es en realidad más importante para los pacientes con VIH, ya que mueren en la lista de espera mucho más rápido que otros pacientes que no están infectados”, dijo Segev.

Hubo un retraso de dos años entre la aprobación de la ley HOPE y la autorización para el Johns Hopkins. Los Institutos Nacionales de Salud desarrollaron en ese tiempo los criterios y salvaguardas para los trasplantes, ya que no se sabe mucho sobre ellos.

La lista de espera

En 2014, había unas 121.000 personas en Estados Unidos en la lista de espera para un trasplante de órganos, según el Departamento de Salud de Estados Unidos. Solo uno de cada cuatro recibieron un trasplante, por lo que hay un déficit real en donantes de órganos disponibles.

La ley HOPE se inspiró en un programa de trasplante de órganos en Sudáfrica, que mostró resultados positivos para los trasplantes desde un VIH negativo a un VIH positivo y resultados probados de trasplante de riñón entre VIH positivos.

El Johns Hopkins se convertirá en el primer hospital estadounidense en hacer un trasplante de riñón entre VIH positivos y el primero en el mundo en llevar a cabo un trasplante de hígado entre VIH positivos.