(CNN) - Hillary Clinton quiere que Bernie Sanders sepa que ella tiene el apoyo del presidente Barack Obama.

Gran parte del debate careció de la amargura de anteriores encuentros, pero la confrontación se elevó en los momentos finales.

Clinton dijo que su rival había llamado “débil” a Obama y una "decepción" y advirtió: "el tipo de crítica que hemos escuchado del senador Sanders acerca de nuestro presidente, es la que espero de los republicanos. No la espero de alguien candidato a la nominación demócrata para suceder al presidente Obama".

Sanders estaba furioso: "Señora secretaria, eso es un golpe bajo".

Insistió Obama era su amigo, pero eso no quiere decir que un senador tenga que estar de acuerdo con el presidente en todo.

"Uno de los dos compitió contra el presidente Obama", dijo Sanders, aludiendo al enfrentamiento de Clinton contra el entonces senador de Illinois por la nominación de 2008. "Yo no era ese candidato".

Fue el primer debate demócrata tras las primarias de Nueva Hampshire, en las que Sanders logró la victoria por 20 puntos.