Una imagen satelital muestra el avance del ciclón tropical Winston, el 19 de febrero de 2016, en el sur del océano Pacífico. (Crédito: NASA-NOAA).

(CNN)- La tormenta más poderosa registrada hasta ahora en el hemisferio sur se intensificó sobre aguas abiertas después de tocar tierra en Fiji este sábado.

La meteoróloga de CNN, Allison Chinchar, dijo que el ciclón tropical Winston se debilitó ligeramente después de tocar tierra en Fiji, a eso de las 7 pm hora local, pero después, sobre aguas tibias, volvió cobrar fuerza y su ojo se está formando una vez más.

El Centro Conjunto de Alerta de Tifones dijo que los vientos de la tormenta alcanzaron los 260 kilómetros por hora, pero sus rachas rebasaron los 320 kilómetros por hora y está descargando fuertes lluvias, causando inundaciones y destrozos en el popular destino turístico.

La Fiji Broadcasting Corporation informó que un hombre murió cuando el techo de su casa cayó sobre él. No hay, hasta ahora, otros informes de muertes.

El gobierno de Fiji dijo en Twitter que más de 750 centros de evacuación han sido abiertos en el país.

Un mapa de la zona afectada por Winston, en Fiji.

Temor por deslizamientos de tierra e inundaciones costeras

Fiji, un archipiélago en conjunto menor al tamaño de Nueva Jersey, se encuentra en el Océano Pacífico Sur a unos 2.900 kilómetros de la costa este de Australia (en comparación, Hawai está a poco más de 4.000 kilómetros de Los Ángeles).

La mayoría de los 900.000 habitantes del país viven en una de las dos islas principales: Viti Levu o Vanua Levu.

A pesar de no haber sido golpeada directamente, su ciudad capital, Suva, fue afectada por "fuertes y destructivos vientos, lluvias torrenciales y cortes de energía", según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés).

Nadi, una ciudad de 52.000 residentes, prevé vientos de tormenta con fuerza destructiva en los próximos días. Ambas localidades se encuentran en Viti Levu.

Hay alerta por inundaciones repentinas en zonas costeras. La Cruz Roja advirtió que la fuerza de oleaje puede causar que el mar penetre varios cientos de metros en la costa.

Las avalanchas y los deslizamientos de tierra también son una preocupación para los residentes del área.

"Es un país montañoso y eso significa que cualquier lluvia fuerte puede causar filtraciones hacia los terrenos bajos, lo que significa deslizamientos e inundaciones", dijo el meteorólogo de CNN, Derek Van Dam.