Imagen de archivo. Trump en un evento de campaña en octubre de 2015.

(CNN) - Donald Trump ganará las asambleas republicanas en Nevada, según proyecciones de CNN, ampliando su dominio en las primeras contiendas republicanas, pese a las bien organizadas campañas de su principales rivales: Ted Cruz y Marco Rubio.

Los resultados en Nevada, un estado con unas complejas reglas de votación y datos poco fiables, son otro signo de cómo el impulso de Trump está barriendo el país. Se dirige al 'Supermartes' con una amplia ventaja en las encuestas sobre los otros contendientes republicanos.

Con el 100% del escrutinio, Trump obtiene un 45,9% de los votos. Rubio ocupa el segundo lugar con el 23,9% y Cruz le sigue muy de cerca con el 21,4%.

"Esta es una noche increíble", dijo Trump en su discurso de victoria.

El magnate habló de los grupos que ganó en Nevada, entre ellos personas con altos y bajos niveles de educación.

"Me encantan los mal educados", ironizó.

Trump, que ha hecho campaña sobre una plataforma de inmigración de línea dura que incluiría un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, está ganando asambleístas latinos en Nevada. Las encuestas de salida indicaban que los latinos constituían el 9% del electorado y el 44% de ellos planeaban apoyar a Trump.

"Somos el número 1 con los hispanos", exclamó el multimillonario.

El magnate republicano de bienes raíces encadena con esta su tercera victoria consecutiva, tras vencer en Carolina del Sur y Nueva Hampshire, con las que remontó el segundo lugar logrado en Iowa -por detrás de Ted Cruz-, la primera contienda republicana.

Cruz y Rubio hicieron una campaña agresiva en Nevada, pero se enredaron en una lucha por el segundo lugar en un intento de consolidarse como la opción de los votantes contrarios a Trump.

En entrevistas con votantes republicanos de todo el estado durante la última semana, decenas dijeron que apoyaban firmemente a Trump y que daban poca importancia a los otros candidatos.

Esto resultó en la batalla por el segundo lugar entre Cruz y Rubio.

El próximo 1 de marzo tendrá lugar el llamado 'Supermartes', jornada en la que votarán 12 estados.

"Dentro de una semana será la noche más importante de esta campaña", dijo Cruz el martes por la noche, mientras llegaban los resultados de la votación.

El senador por Texas reiteró su argumento de que él es el único candidato republicano que puede vencer a Trump, refiriéndose a su primer puesto en Iowa a principios de este mes.