El estado de Colorado legalizó la venta de marihuana en 2012.

(CNN) - Las visitas a la sala de emergencias relacionadas con la marihuana han aumentado en Colorado desde que los votantes aprobaran la legalización de la marihuana al por menor en 2012 y las ventas comenzaran en 2014. Y estos incidentes están aumentando más dramáticamente entre los visitantes de fuera del estado, según un estudio publicado el miércoles en la revista New England Journal of Medicine.

Esta no es la primera vez que hemos visto los impactos negativos de la marihuana.

Un estudio sobre el consumo en Colorado, publicado en 2015, encontró aumentos en las muertes en el tráfico relacionadas con la marihuana, en las visitas a hospitales, las suspensiones de la escuela, las explosiones en laboratorios y los envenenamientos de mascotas. En ese estudio, las visitas a la sala de emergencia relacionadas con la marihuana aumentaron en un 57% de 2011 a 2013.

Este nuevo estudio de Northwestern Medicine y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado revisó las visitas a las salas de emergencia de más de 100 hospitales de 2012 a 2014. Los viajes de visitantes a la sala de emergencias para los síntomas relacionados con la marihuana aumentaron de 78 por cada 10.000 visitas en 2012, a 112 por cada 10.000 visitas en 2013, a 163 por cada 10.000 en 2014, un aumento del 109% de 2012 a 2014.

Para los residentes de Colorado, las visitas a la sala de emergencia relacionadas con la marihuana aumentaron de 70 por cada 10.000 a 101 por cada 10.000 en 2014, un aumento del 44%.

"Los visitantes tienen menos experiencia con los productos de cannabis en Colorado, los cuales son más potentes que lo que muchos habían consumido anteriormente", dijo el Dr. Andrew Monte, el autor principal del estudio y profesor adjunto de medicina de emergencia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado. "Las personas son más propensas a consumir la droga, y consumirla en exceso, cuando están de visita o de vacaciones".

Los autores del estudio y los funcionarios de salud pública dicen que estos resultados hacen énfasis en la necesidad de tener educación para los consumidores que detallan el uso seguro y apropiado de los productos de marihuana en los lugares donde se venden.

"Esto pone de manifiesto la importancia de la educación en el punto de venta en las tiendas de venta de marihuana al por menor", dijo Mike Van Dyke, jefe de epidemiología ambiental en el Departamento de Salud Pública y del Ambiente en Colorado. "Eso es lo bueno de este producto, que has designado lugares donde se vende. Creo que ese es el punto de intervención más dirigido que puedes tener. La educación en el punto de venta es de importancia fundamental".

Los hallazgos de este estudio también tienen implicaciones para otros estados donde la marihuana con fines recreativos es legal, como Alaska, Oregon y Washington, dijeron los autores.

"Lo más importante tiene que ser una campaña de educación pública", dijo el investigador principal Dr. Howard Kim, investigador de posgrado en medicina de emergencia en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern y médico de emergencias en Northwestern Medicine.

"Realmente necesitamos educar mejor al público sobre los posibles efectos secundarios adversos del consumo de marihuana y sobre cómo usar el producto adecuadamente. Si vas a visitar un estado donde la marihuana sea legal, probablemente deberías tener en cuenta que puede haber efectos secundarios adversos, y probablemente deberías consumir los productos de marihuana con moderación".

Aunque los investigadores no identificaron si quienes visitaron las salas de emergencia usaron productos comestibles o fumaron marihuana, los comestibles como galletas o brownies a menudo tienen un efecto atrasado, dijo Kim, lo cual podría conducir a una sobredosis.

Este fue el caso de un estudiante universitario de 19 años de edad, quien murió al saltar de un avión después de comer más de seis veces la cantidad recomendada para una galleta de marihuana. Él visitó Denver con sus amigos en marzo de 2014, posiblemente para realizar turismo de marihuana, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. El informe de la autopsia indicó que la marihuana era uno de los principales factores contribuyentes.

"Con base en observaciones, los efectos máximos de fumar marihuana normalmente ocurren de cinco a 10 minutos, mientras el efecto máximo al ingerir marihuana normalmente es de dos a cuatro horas", dijo Kim. Los usuarios normalmente inexpertos podrían ingerir un producto de marihuana comestible y luego, cuando no sientan efectos, comerse otro producto de marihuana porque creen que no está funcionando. Entonces es importante que los usuarios inexpertos conozcan que el efecto que la marihuana ingerida tarda más en comparación con la marihuana que se fuma o inhala".

Hay tres categorías importantes de las visitas relacionadas con el consumo de marihuana, dijo Monte: complicaciones relacionadas, como colisiones de tránsito o vómitos cíclicos; una exacerbación de condiciones médicas subyacentes, como ansiedad, depresión o psicosis; y, en una minoría de las visitas, intoxicación aguda, la cual a menudo conduce a ansiedad y un aumento del ritmo cardiaco.

Para disminuir los efectos adversos de la marihuana y aumentar la conciencia, el Departamento de Salud Pública y del Ambiente de Colorado estableció programas como "Good to Know", el cual se enfoca en educar a los residentes de Colorado sobre los efectos secundarios del consumo de marihuana, según Kim. Colorado también ha establecido un programa de vendedores responsables para aumentar la educación de punto de venta para los consumidores.

"Creo que las personas tienen una mentalidad distinta cuando salen de vacaciones, en comparación con cuando están en casa, así que es difícil cambiar de comportamiento", dijo Van Dyke. "Podría pasar un poco de tiempo antes de que estas cifras disminuyan, pero esperamos que estos esfuerzos realmente reduzcan los problemas que se están presentando".