Voluntarios y fuerzas de emergencias ayudan a los heridos por el ataque (HASHAM AHMED/AFP/Getty Images).

(CNN) - Al menos 13 personas, entre ellas dos policías y dos niños, murieron en un ataque suicida el lunes en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán, informó la policía.

Más de una docena de personas resultaron heridas en el ataque.

Un portavoz de los talibanes pakistaníes se atribuyó la responsabilidad por el ataque, diciendo que era en represalia por la ejecución de Mumtaz Qadri, el 1 de marzo.

Qadri fue condenado por el asesinato del gobernador de la provincia de Punjab en 2011.

El incidente comenzó cerca del mediodía, hora local, cuando el atacante abrió fuego a las puertas del tribunal de Charsadda, dijo un oficial de policía. Cuando los agentes de seguridad trataron de impedirle el paso, el atacante detonó los explosivos que estaban atados en su cuerpo.

El primer ministro, Nawaz Sharif, emitió un comunicado condenando el ataque.

"La nación está unida en su compromiso de acabar con esta amenaza en nuestro suelo", según el comunicado.

Joshua Berlinger contribuyó con este reporte.